Compartir

La Guardia Civil ha interceptado frente a las costas de Málaga un velero con 600 kilogramos de cocaína y que se dirigía hacia Baleares. El estupefaciente había sido cargado en Sudamérica con idea de que fuese vendido en Europa.

Según informó el Instituto Armado, en la operación se ha procedido a la detención de los dos tripulantes del velero, un ciudadano lituano y otro español residente en Ibiza, como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas.

El abordaje de la embarcación se produjo este pasado domingo frente a las costas de Málaga, cuando efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, a bordo del buque oceánico Río Segura y con apoyo de medios aéreos, interceptaron un velero proveniente de Sudamérica que podría transportar drogas.

El registro del barco permitió descubrir que la droga iba oculta en un falso hueco creado al efecto en la zona de popa, que es donde se encontraban los fardos con los 600 kilogramos de cocaína.

El despliegue del operativo fue coordinado desde el Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima de la Guardia Civil en Madrid. La embarcación fue trasladada hasta Málaga para proceder a su registro hallando en su interior, ocultos en un falso hueco creado al efecto en la zona de popa del barco varios paquetes de cocaína con un peso total de 600 kilogramos.

La Benemérita se enmarca en el plan permanente de lucha contra los tráficos ilícitos en el Mediterráneo. En la operación participaron un avión vigilancia de fronteras de Estonia, que realizó el seguimiento del velero desde el aire antes del abordaje.

(SERVIMEDIA)