Compartir

La primera ola de calor del verano en la península y Baleares ha llegado este miércoles y se prolongará durante seis días hasta el próximo lunes, periodo en el que los termómetros de una veintena de capitales de provincia marcarán al menos 40 grados y con el noreste peninsular como epicentro del episodio, puesto que habrá hasta 45 grados en Girona.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señaló en un aviso especial que a partir de este miércoles gran parte de la península y Baleares se verán afectadas por la llegada de una masa de aire tropical continental, tras un extenso recorrido por el norte de África.

Esa masa de aire será muy cálida y muy seca, y tendrá polvo en suspensión. Todo ello, junto con la fuerte insolación propia de estas fechas, dará lugar a un largo periodo en el que “las temperaturas alcanzarán valores significativamente altos” en gran parte de la península y Baleares, según la Aemet.

Entre este miércoles y el próximo lunes se superarán los 35 grados en amplias zonas del interior peninsular e incluso es muy probable que se alcancen o superen los 40 en áreas del centro, el interior de la mitad sur y el cuadrante noreste peninsular. En Baleares, se espera que se superen los 35, sobre todo en el interior de Mallorca. Por el contrario, las temperaturas no serán tan altas en las zonas litorales debido a la influencia marítima.

CAPITALES CALUROSAS

La predicción de la Aemet indica que 20 capitales de provincia se calentarán entre 40 y 45 grados, sobre todo a partir del jueves. Girona (45); Córdoba, Lleida, Logroño y Zaragoza (44); Toledo (43); Ciudad Real (42); Granada, Guadalajara, Huesca, Jaén, Madrid y Pamplona (41), y Badajoz, Burgos, Cáceres, Murcia, Palencia, Sevilla y Valladolid (40) serán las capitales con los valores más altos.

Por otro lado, Meteorología prevé que el valle del Ebro y las cuencas media y alta del Tajo, del Guadiana y del Guadalquivir sean las zonas donde se espera que las temperaturas sean más elevadas, con más de 42 grados en las horas centrales del día, lo cual será de forma más generalizada y persistente a lo largo del valle del Ebro. Por el contrario, Canarias, Ceuta y Melilla, así como probablemente Galicia, Asturias y Cantabria, no se verán afectadas por la ola de calor.

Las noches también tendrán temperaturas “significativamente altas”, según la Aemet, puesto que las temperaturas mínimas se quedarán por encima de los 20 grados en amplias zonas (lo que se conoce como ‘noche tropical’) e incluso podrían no bajar de los 25 en el interior de la mitad sur y el centro peninsular, el valle del Ebro y el área mediterránea (‘noche ecuatorial’).

“Es probable que las altas temperaturas persistan hasta el lunes 1 de julio, aunque aún no se puede descartar que puedan prolongarse algunos días más, al menos en algunas zonas”, concluyó la Aemet.

(SERVIMEDIA)