Quantcast

El zasca de Calvo a Montserrat: “Necesita una pareja artística y no soy yo”

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, espetó este miércoles a la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, que no piensa ser su “pareja artística” en las sesiones de control al Ejecutivo en las que cada semana mantienen un ‘cara a cara’.

Montserrat preguntó esta mañana a Calvo si cree el Gobierno que la paciencia de los españoles es infinita, a lo que la ‘número dos’ de Pedro Sánchez en La Moncloa respondió mostrando su incredulidad por los temas que propone en sede parlamentaria la portavoz popular.

“Usted hace unas preguntas… Intuyo que el miércoles entre las 9.15 y las 9.30 horas muchos están al límite cuando la escuchan a usted”, expresó la vicepresidenta, a lo que Montserrat respondió recordándole el viernes “memorable” que protagonizó al hacer una diferenciación entre las declaraciones de Sánchez como líder de la oposición y las que hace como presidente.

La dirigente popular afeó a Calvo que “justificara la metamorfosis del señor Sánchez” desde La Moncloa. “Sánchez tenía clarísimo el delito de rebelión y el presidente no ve nada”, lamentó la portavoz parlamentaria del PP, para quien Calvo lo que hizo fue “ridiculizar” al jefe del Ejecutivo al marcar esta diferencia.

Para Montserrat, los socialistas “están en el Gobierno pero no son un Gobierno”, porque “son un Gobierno sin votos” y “no avanzan ni gobiernan”. En este punto, acusó directamente al gabinete de Sánchez de “manipular, mentir y lanzar cortinas de humo”. “Mienten aquí, en Europa y en Roma”, insistió.

Se refirió así a que “Europa no acepta sus cuentas y el Vaticano no acepta sus cuentos”. Por todo ello, defendió que este Gobierno está “agotando la paciencia de los españoles” y puso como ejemplo al doctor Valentín Fuster, que ha dejado el cargo de presidente del Consejo Asesor de Sanidad, mientras que “los españoles tenemos que soportar al doctor Sánchez”.

Tras un prolongado aplauso de la bancada popular, Calvo volvió a tomar la palabra para cargar contra “el ‘totum revolutum’, que no tiene nada que ver ni reglamentariamente ni políticamente con el control al Gobierno”, que a su juicio protagoniza cada miércoles la portavoz del PP.

Interpretó que al PP no le interesa controlar al Gobierno, más cuando en su opinión Montserrat como ministra de Sanidad fue “el desgobierno en persona, el antigobierno y el abandono de todos los criterios de justicia social de este país”. “Necesita una pareja artística y no soy yo. Usted cada día se parece más a Catilina”, concluyó.

Comentarios de Facebook