Compartir

El Gobierno estudia la posibilidad de reducir el tiempo mínimo que hasta ahora se debía estar en cada fase, de manera que se acelera el trámite para cumplir todo el periodo de desescalada y llegar a la llamada nueva normalidad de manera más rápida.

Así lo trasladó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa que ofreció desde el Palacio de la Moncloa al término de la undécima reunión con las comunidades autónomas. Preguntado por la posibilidad la reducir los 14 días obligados en cada fase, Illa comentó que “en función de cómo evolucione la pandemia en cada una de las unidades territoriales, vamos a estudiar si hay opciones de modificar en estos momentos lo que hay vigente”.

“Lo que hay vigente, insistió, es lo que en su día se acordó”, comentó en alusión a esos 14 días. Pero añadió que “la voluntad del Gobierno es aplicar el estado de alarma allí donde haga falta el mínimo tiempo necesario, e ir viendo como evoluciona la situación epidémica de cada unidad territorial y en función de eso (iremos) tomando las decisiones oportunas”.

En esta línea, señaló también que el Ejecutivo se abre a estudiar la posibilidad de la movilidad entre provincias -unidades territoriales-, como solicitan desde varias regiones. Ahora, el plan contempla que no se podrá hacer hasta que llegue todo el país a la llamada nueva normalidad. “Si no hay cambio de tendencia, nos podemos encontrar en el escenario” que avanzó Pedro Sánchez y que a finales de junio todo el país esté fuera de las restricciones.

(SERVIMEDIA)