Compartir

La Guardia Urbana de LLeida ha detenido a un joven de 18 años que intentó robar un móvil a un hombre, con tan mala suerte de que resultó ser un agente que estaba fuera de servicio.

El ladrón salió huyendo con el móvil tras tirar al hombre al suelo al propinarle un empujón. No obstante, el agente logró atrapar al que llevaba su móvil y, logró inmovilizarle hasta que se personó en el lugar una patrulla en servicio, que procedió a su detención por un delito de robo e intimidación.

El incidente tuvo lugar el sábado hacia las 18:30h en la intersección de la República de Paraguay y la avenida de Madrid.

Se ha abierto una investigación para identificar al otro autor del robo.