Compartir

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal que se dedicaba a robar oficinas de empresas en el País Vasco, Navarra y La Rioja.

Según informó la Policía, en esta operación han sido detenidas tres personas, a las que se les imputan delitos de robo con fuerza, como presuntos autores de una decena de robos cometidos en oficinas de empresas radicadas en polígonos industriales de Navarra y La Rioja.

Los arrestados son miembros de un clan familiar que cometía los robos de una forma planificada, realizando labores de vigilancia previas, para posteriormente, cubiertos con prendas y aprovechando las horas nocturnas, forzar los cerramientos de acceso a las oficinas, mediante la fractura de cerradura o bombines.

La investigación ha sido desarrollada por las brigadas provinciales de Policía Judicial de San Sebastián, Logroño y Pamplona, con la colaboración de la Policía Foral de Navarra.