Compartir
Pedro Sánchez y Jean Claude Juncker

La Comisión Europea considera que el Plan Presupuestario presentado por España para el año 2019 corre el riesgo de incumplir las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Según informó la Comisión, la conclusión se basa en las previsiones económicas de otoño de 2018, que indican una desviación significativa de la senda de ajuste exigida hacia el objetivo presupuestario a medio plazo y el incumplimiento del valor de referencia transitorio para la reducción de la deuda en 2019.

El déficit global de España debería caer por debajo del 3% el próximo año, con lo que el país abandonaría el procedimiento de déficit excesivo, lo que significa que pasaría a ser objeto del componente preventivo del Pacto a partir del próximo año.