Compartir

Los independentistas de Òmnium Cultural han aprovechado las tradicionales hogueras de la noche de San Juan para quemar en Barcelona imágenes del Rey Felipe VI y del presidente del Tribunal Supremo, el juez Manuel Marchena.

Según ‘Crónica Global‘, el lamentable episodio tuvo lugar en el barrio de Fort Pienc, donde la organización de Jordi Cuixart, junto con la asociación de vecinos local y el grupo cultural de diablos La Cabrónica del Nord, convocó a lo vecinos a la quema, que estuvo precedida de un paseíllo con las imágenes que iban a quemar.

Junto al monarca y al juez encargado del ‘procés’, portaban fotografías de otros líderes políticos constitucionalistas como Manuel Valls; Miquel Iceta; Carlos Carrizosa, Pablo Casado, Xavier Garcia Albiol o la propia Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y miembro de Catalunya en Comú.

La polémica hoguera, que fue anunciada y convocada por las redes sociales, arrancó hacia las 22 horas de la noche, justo después de leer una carta de la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, que continúa en prisión preventiva.