Compartir

Morderse las uñas es uno de los peores hábitos que tiene el ser humano. Resulta antiestético, sucio y dice muy poco de ti, o mucho, a los demás, ya que se suele relacionar con problemas de estrés, tensión y ansiedad, además de que puede llegar a deformar tu dentadura o causar daños en tus encías. Esta manía tan extendida y tan difícil de eliminar tiene el nombre de onicofagia y, si la sufres, debes probar estos trucos para no morderse las uñas que seguro te servirán de ayuda en esta complicada faena.

1Tomar conciencia de ello:

Empieza por identificar las acciones que hacen que actives tu mal hábito. Por ejemplo, tocarte las manos, las cutículas, o frotar las uñas justo antes de llevártelas a la boca. Después, intenta recordar todas aquellas situaciones estimulan que lo hagas, como serían en momentos previos a los exámenes, durante discusiones, mientras estudias…

Atrás