Compartir

Lucir una manicura perfecta es una tarea bastante complicada en ocasiones. Y uno de los principales motivos es que las uñas son una zona tremendamente frágil y quebradiza. Pero para ello hay solución, ¿sabes cómo fortalecer las uñas?

Existen numerosos remedios naturales y caseros muy sencillos de aplicar, que nos pueden ayudar a tener unas uñas más fuertes y duras. Uno de los principales aliados de nuestras uñas es el aceite de oliva, gracias a sus propiedades hidratantes. Para que dejen de estar quebradizas y frágiles bastará con poner un poquito de aceite en un bol, meter las uñas y dejarlas en remojo durante unos diez minutos.

Otro remedio muy efectivo para fortalecer las uñas con aceite de oliva pasa por hacer una mascarilla con él como principal ingrediente. Después habría que aplicarla con un algodón y dejarla actuar durante 20 minutos, y retira la mezcla con un poco de jabón. Además de fuertes, tus uñas lucirán bastante más hidratadas.

Seguramente dentro de tu cocina tienes otro remedio para las uñas quebradizas y no lo sepas. Se trata de la cebolla, que es muy usada como remedio natural para diferentes fines. Entre ellos se encuentra el fortalecimiento de las uñas, gracias a que contiene vitamina E. Lo mejor es cortar media cebolla en pequeños trozos y después cubre tus uñas con ellos durante al menos 10 minutos. Aunque el olor no sea muy agradable, luego te lavas bien las manos, y notarás como poco a poco repitiendo esta rutina tus uñas tendrán un aspecto más sanas.

Seguro que si sufres el problema de las uñas quebradizas, te has aplicado diferentes cremas específicas para fortalecerlas. Para que el efecto sea aún mayor, es recomendable romper unas cuantas capsulas de vitamina E y mezclarlas con la crema de manos que uses a diario.

En cuanto a los complementos naturales, existen varios que te ayudan a fortalecer tanto las uñas como el cabello. Los principales son: la levadura de cerveza y la cola de caballo

Otro de los grandes aliados para lucir una buena manicura es la sal. Un remedio muy sencillo de hacer en casa consiste en mezclar una pizca de sal con un poco de agua tibia, y meter después las manos durante unos diez minutos.

Por otro lado, el aceite de almendra también puede ayudarnos a que nuestras uñas sean menos quebradizas. Este tipo de aceite se usa con numerosos fines estéticos. Entre sus efectos más conocidos destaca el de prevenir y reducir las estrías, sin embargo, también es muy bueno para fortalecer las uñas. Bastará con que lo apliques directamente sobre ellas con un algodón y dejes que actúe.

Por último, es aconsejable que si tienes la manía de morderte las uñas, trates de dejar de hacerlo, ya que contribuye a que se debiliten.