Compartir

A pesar del poco tiempo que llevan concursando en ‘Supervivientes’, Encarna y Toñi Salazar, las famosas Azucar Moreno, confirmaban este domingo su decisión de abandonar el reality de Telecinco.

Las dos cantantes comunicaban a la dirección del programa, y a Jordi González, presentador de la gala de los domingos, que aunque su cuerpo todavía podía resistir más, su cabeza ya no les permitía continuar.

Las hermanas pedían perdón a la audiencia, a sus compañeros de programa y también a la productora, para quien la marcha de las Azucar Moreno de ‘Supervivientes’ supone un quebradero de cabeza al perder de golpe dos concursantes a la vez.

Encarna y Toñi, que en breve pondrán rumbo a España, deberán afrontar en Madrid una serie de consecuencias económicas.

Para empezar la multa que deberán pagar a la productora por abandonar el programa. Una sanción que aparece reflejada por contrato y que tiene como objetivo que aquel concursante que abandone tenga que resarcir a la organización por los daños causados. Recordemos que además del sueldo que han estado cobrando las cantantes, la productora ha corrido con otros gastos importantes como hoteles, vuelos, etc.

Además, según el círculo cercano a las Azucar Moreno, las cantantes habrían tenido que suspender una pequeña gira que les coincidía durante su paso por el programa. Otra fuente de ingresos que habrían perdido en un momento en el que se especula con sus problemas económicos.

Según ‘El Programa de Ana Rosa’, la abogada Teresa Bueyes venía reclamando a Toñi 18.000 euros por haber defendido a su hijo en el pasado.

Tras diez años reclamando esa cantidad, ahora habría conseguido que a la concursante le hubieran embargado el sueldo en ‘Supervivientes’.