Inicio Tecnologia

Análisis Planet Coaster – El digno sucesor de Rollercoaster Tycoon

Compartir

Todo aquel que se denomine jugador de PC ha echado al menos unas horitas a aquel mítico juego que fue Theme Park. Un poco más adelante Rollercoaster Tycoon le daba el relevo. Eran dos juegos que consistían en realizar un parque de atracciones pudiendo diseñarlo y mantenerlo de la manera que nos diera la gana. Tras Rollercoaster Tycoon 3, Frontier se ha atrevido a crear una nueva franquicia englobada dentro de la marca Planet. Si hace unos días analizábamos Planet Zoo hoy le toca el turno a Planet Coaster, que a pesar de ser anterior en su publicación, es un juego que ha ido añadiendo contenido de forma permanente desde su salida haciéndolo a día de hoy súper completo.

Básicamente Planet Coaster es un gestor de un parque de atracciones en el que tendremos 7 ambientes disponibles, desde Tropical, pasando por desértico, ciudad o incluso ártico y personalizado a nuestra manera. Ya dentro, como estamos acostumbrados a otros juegos de este tipo, podremos crear caminos, filas, ir poniendo atracciones en donde nos apetezca…

Entre las atracciones disponibles hay casi infinitas posibilidades tanto por los DLCs que han ido añadiendo al juego temáticas distintas como vintage o de películas como Cazafantasmas o el Coche Fantástico así como las descargas de la Workshop de Steam. Aún así tenemos atracciones clásicas como la Noria, el Tirachinas, el barco pirata, atracciones con raíles como paseos en barco, caídas con flotadores o circuitos de karting; para los que buscan soltar toda la adrenalina están las 49 montañas rusas de diferentes estilos, es decir, las hay colgantes, de vagonetas, de madera, y todas apasionantes.

En cuanto a las montañas rusas, podremos diseñarlas desde 0 empezando por dónde está la entrada y haciendo un recorrido más o menos agresivo con las distintas piezas que queramos poner. Además el juego nos ayudará para terminarla ya que a veces no damos con el final de la montaña por la dificultad al haber hecho demasiadas curvas. Una vez la hayamos creado será momento de probarla para ver sus características y para observar si funciona.

Una vez tengamos las atracciones iremos recibiendo gente y aquí es donde comienza la dificultad ya que no vamos a poder tener a todos los clientes contentos y por ello será necesario adecuar las atracciones a distintos tipos de público, para niños, para jóvenes que busquen riesgos o para adultos que quieran pasar un día tranquilo en atracciones sin mucho movimiento. Iremos recibiendo quejas y deberemos ir atendiéndolas y ajustando precios de atracciones y tiendas. Y es que en tiendas y decoración también Planet Coaster tiene un gran catálogo pudiendo personalizar como queramos nuestro parque: desde árboles, bancos, farolas, edificios completos y tiendas en donde la gente pueda comer, comprar merchandising o incluso ir al baño o sacar dinero.

Además de manejar todas las atracciones y poder subirnos y probarlas en primera persona también deberemos gestionar la parte interna del parque, desde las finanzas para crear un parque rentable , el marketing para atraer más visitantes a través de la publicidad e incluso el personal que tenemos a nuestro cargo entre bedeles que se encargan de limpiar, mecánicos que mantienen las atracciones funcionales, vendedores de las tiendas o seguridad que hacen que el parque no sea destrozado por nuestros traviesos clientes. Pero esto no es todo porque no hay parque de atracciones que se precie que no cuente con sus animadores, esos muñecos a los que todos los niños y no tan niños están deseando abrazar y fotografiarse con ellos. Contamos con hasta 13 diseños de animadores diferentes según el enfoque de nuestro parque.

Planet Coaster cuenta con un completo tutorial que nos va a enseñar a jugar y todos los secretos de la gestión aunque también dejará que descubramos por nosotros mismos como funcionan algunas cosas. Eso sí, es necesario terminarlo para dominar la parte principal del juego. En el modo Creación podremos tener nuestro parque Sandbox, es decir, un terreno libre en el que crearemos desde 0 nuestro divertido (o no) parque de atracciones sin ninguna restricción. El modo campaña tendremos que ir cumpliendo los objetivos de distintos parques. Con esto conseguiremos estrellas que nos darán más nivel y nos desbloquearán nuevos lugares en donde jugar. Nos pedirán a veces que tengamos un número de visitantes o que realicemos e investiguemos algunas atracciones. Otros se centrarán el a decoración y los efectos especiales. Hay bastantes lugares en donde jugar y va a suponer un reto el tener las tres estrellas de desafíos conseguidos en todos los mapas.

Finalmente tenemos el modo desafío en donde tendremos que crear un parque desde la primera piedra pero, en contraposición con el modo creación, el juego tendrá en cuenta la economía y deberemos cuidarla y hacer un lugar equilibrado. Sin duda aquí nos vamos a pegar muchas horas de juego porque realmente engancha el tener que investigar las nuevas atracciones o tiendas, ir ahorrando para nuestro próximo puesto… Y para los más manitas tendréis un editor de escenarios donde crear tus propios retos.

La parte gráfica está muy bien y todos los escenarios, atracciones y personas están cuidados con un particular estilo característico ya de esta saga Planet de Frontier. Tendremos a nuestra disposición multitud de objetos y realmente a pesar de tener gran cantidad de visitantes y de atracciones, el juego corre fluido y sin problemas de ralentizaciones. La banda sonora es sencilla pero ambienta perfectamente y los efectos sonoros nos meterán de lleno en un parque de atracciones con todos los típicos sonidos que se escuchan al ir andando por cualquiera de cualquier parte del mundo, gritos, chillidos, música de los caballitos… El juego además está traducido mediante textos al español y se nos detalla todo perfectamente.

Planet Coaster sin duda es un dignísimo sucesor de Rollercoaster Tycoon, de hecho parte del equipo de la tercera entrega ha trabajado en este juego. Quizás en modos de juego se nos hace algo corto, pero con todo el contenido de DLCs y con el Workshop que incluye todo el trabajo gratuito de la comunidad entre los que se encuentran parques, decoraciones e incluso atracciones de parques reales del mundo, vamos a tener una cantidad infinita de posibilidades. Para los amantes de la gestión y de los parques de atracciones es un juego que deben tener en su estantería. Imprescindible.