Compartir

Los juegos de Monster Trucks o camiones con ruedas gigantescas eran muy socorridos en el pasado, porque correr con esos camionazos en vista isométrica era bastante divertido. Cuando llega a España un espectáculo de estos gigantes siempre es bastante espectacular verlo y a pesar de su gran tamaño, es muy sorprendente su versatilidad. A día de hoy ya apenas hay juegos de este tipo aunque Monster Jam Steel Titans es un acercamiento a estos mastodontes. Ha sido desarrollado por Rainbow Studios, que forma parte de THQ Nordic y son especialistas en juegos off-road como la saga MX vs ATV.

Lo primero que llama la atención de este Monster Jam es que está implementado en un mundo abieto. El entorno del desierto del Colorado con sus impresionantes formaciones de piedra dan cobijo a la Monster Jam University. Aquí es donde tendremos que completar un tutorial para aprender a manejar a nuestro monstruo de 4 ruedas. Tras aprender nos otorgarán nuestro primer vehículo y ya a hacer lo que queramos por el mapa. Entre otras cosas podremos recoger hasta 50 coleccionables distribuidos por los lugares más insospechados.

Un mapa bastante amplio con zonas de carretera, colinas, bosques, aeropuerto, puentes colgantes, zona freestyle. Así que podremos experimentar con nuestro 4×4 hasta que queramos jugar a algo competitivo entonces deberemos pulsar el botón start y ya elegir lo que deseemos entre los variados modos de juego.

En el modo carrera iremos desbloqueando pruebas a medida que vayamos completando las anteriores y aquí iremos accediendo a nuevos vehículos y también aprendiendo cómo jugar más en profundidad y todo tipo de pruebas que realizar y a las que acceder. Hasta 25 vehículos de las más diversas carrocerías tendremos a nuestra elección una vez los hayamos desbloqueado.

En este modo carrera correremos diversos torneos que pasamos a detallar a continuación: El modo Head to Head consiste en un enfrentamiento contra otro piloto en uno de los 12 estadios diferentes en el que hay que ganar llegando primero a meta. Pueden ser en círculos a modo contrarreloj de ciclismo o en circuitos más amplios donde el secreto será superar los obstáculos que haya por medio de la pista; El modo Rythm se desarrolla con carreras llenas de saltos en el que habrá que sincronizar bien nuestro vehículo con la caída para ganar velocidad y decidir qué hacer para ir más rápido y terminar venciendo; En las carreras de circuito se participa en trazados bastante intrincados llenos de saltos y en el que lo objetivo es ganar; Punto de Ruta son carreras en por el mapa en el que vamos por carretera y campo a través de un punto a otro, tan solo hay que pasar por el punto de control siguiente y el primero que llegue al final, gana; Two Wheel Skills consiste en realizar combos con maniobras a dos ruedas y ganará el que más puntos tenga al final del tiempo reglamentario, es un modo divertido para cambiar un poco las carreras frenéticas anteriores; Eventos Freestyle es como el modo a dos ruedas pero encadenando todo tipo de maniobras; Timed Destruction es el último modo y como os habréis imaginado hay que conseguir los máximos puntos posibles destruyendo todo lo que se ponga a tiro, ya sean cajas, vehículos o incluso vallas.

Todas estas pruebas se pueden también seleccionar en el modo rápido eligiendo duración, dificultad y vehículo, así que se repiten pero si nos ha gustado más un modo que otro, aquí podremos jugarlo hasta que nos hartemos. Aquí ganaremos unos puntos por conseguir objetivos. Estos puntos podremos utilizarlos para mejorar nuestro tractor en velocidad, aceleración o cualquiera de los otros parámetros.

Echamos de menos varias cosas en este Monster Jam Steel Titans: Un modo multijugador online que hubiera dado bastante rejugabilidad y competitividad al juego. Está bien correr contra la IA pero a estas alturas de generación, cualquier juego de competición debe tener el modo online. También echamos de menos más opciones de personalización. Los 25 coches están muy bien pero no podemos tocar mecánica ni carrocería. Tan solo elegir si queremos llevar una bandera. En cuanto a jugabilidad, el vehículo cuenta con movilidad en ambos ejes, delantero y trasero. Es algo complicado su manejo pero en las opciones bien es cierto que deja cambiar esta opción para manejar con cada stick el eje independientemente. Os recomendamos esta opción porque de primeras jugar con un coche que sobrevira de manera muy acentuada es algo incómodo. Por último en el debe están las físicas del juego. Como ponemos en el titular nuestro titán de acero pesa en la realidad unas 5 toneladas. Hay en momentos del juego que un ligero golpe hace que el coche suba incontables metros sobre el suelo, algo imposible en la realidad. Deberían haber cuidado algo más este aspecto porque afea mucho el resultado final. El último punto negativo es la larga espera entre cargas lentas del juego.

A nivel gráfico, Monster Jam Steel Titans cumple sin destacar en nada. El motor gráfico del juego es el Unreal Engine. En ciertas ocasiones hay caídas de frames. A pesar de todo, el juego se deja ver, los coches pierden partes de su carrocería y no es uno de los aspectos negativos del juego.

En cuanto al sonido, la banda sonora es de lo mejor quizás de este Monster Jam con canciones rockeras y de estilo punk, muy del rollo de este deporte. Quizás el ruido del motor de los vehículos podría haberse mejorado. El juego está traducido al español que al fin y al cabo se agradece.

Monster Jam Steel Titans es uno de esos juegos que pasará por esta generación con más pena que gloria. Tiene algunos fallos inexplicables como la física, que debería haber estado mucho más cuidada o carencias que acortan su duración vital como la falta del modo multijugador. A pesar de todo ello si se puede disfrutar para un jugador o en pantalla partida con un amigo o familiar. Nos hará pasar algunos buenos ratos con este género, que a decir verdad, no está muy utilizado desde hace años. Poniendo en una balanza lo bueno y lo malo de este juego, quizás gana lo bueno y es de justicia que digamos que le deis una oportunidad porque la diversión la lleva dentro.