Compartir

Más de 18 años hemos tenido que esperar para poder ver el desenlace de una de las sagas que unía dos universos tan diferentes, a priori, como los de Final Fantasy y los de Disney. En 18 años hemos cambiado de generación de consolas varias veces e incluso nos hemos hecho adultos pero aunque se ha hecho larga la espera, por fin ha llegado el día en el que la serie de Tetsuya Nomura pone su capítulo final y nos lo trae Koch Media.

Aunque en estos 18 años hemos tenido adelantos para no aburrirnos, aparte de los juegos originales que se publicaron para Playstation 2, también aparecieron spin-offs para Nintendo DS, Game Boy Advance… pero como no podía ser de otra forma, Sony nos los trajo en forma de recopilatorio para PS4 con el Kingdom Hearts 1.5 + 2.5 y no hace demasiado incluso sacó el 2.8, el adelanto que nos puso los dientes largos para lo que acaba de llegar.

La primera premisa antes de jugar a KH3 es conocer bien la historia, porque comenzaremos en un pequeño prólogo que ellos lo titulan el 2.9, antes de comenzar la historia principal, y nos mete de lleno, sin anestesia. Así que desde aquí recomendamos el jugar antes a los recopilatorios para poder disfrutar en su totalidad y conocer a todo y cada uno de los personajes y su historia. Pero la gente de Square Enix ha pensado en todo y aunque es dificil hacer un resumen de todo lo sucedido, de las muchas horas de historia pasada ya, han hecho 5 vídeos de unos 3-4 minutos cada uno en la que, a grandes rasgos, nos pone al día de todo lo que ha sucedido. Así que no vamos a desvelar nada de la grandiosa historia de Kingdom Hearts III, solo podemos adelantar que los valores de la amistad, la lealtad harán que la luz reine sobre la oscuridad, sobre los hearthless o en nuestro idioma, Sin corazón.

Kingdom Hearts III repite fórmula jugable, el Rol en tiempo real continúa siendo el sistema en el que se desarrolla este maravilloso juego. Volvemos a tener un botón de ataque con el que podremos ir golpeando y haciendo combos, otro de bloqueo si lo pulsamos estando en estático y esquiva si lo pulsamos mientras nos movemos, otro de salto y finalmente otro de uso de comandos, es decir, hay veces que podemos hacer acciones especiales y estas se realizan pulsando el triángulo en Playstation y la Y en Xbox, más adelante hablaremos de qué tipo de comandos son estos especiales. Por supuesto como en cualquier juego de rol tendremos a nuestra disposición submenús de uso de magias y objetos que podremos ir configurando a nuestro antojo y que se abrirán en pantalla dándole al cursor digital hacia abajo o con un atajo pulsando L1 o LB según el mando que usemos.

Kingdom Hearts 3 tiene gran profundidad táctica a la hora de utilizar el rol con los elementos que tenemos, de tal manera que podemos configurar totalmente tanto nuestras habilidades como las de nuestros fieles compañeros Donald y Goofy. Además en ciertos momentos se unirán otros amigos de los diversos mundos y también podremos configurar estás habilidades. Lo mismo en cuanto a equipo. Una de las señas de identidad de KH3 son las llaves espada. Podremos configurar hasta 3 en Sora. Estas llaves espada las vamos consiguiendo a medida que avancemos en el juego y cada una tiene unas estadísticas diferentes y habilidades especiales distintas, tendremos que ir usándolas para conocerlas bien y hacer un buen combo de estas llaves. Además en combate podremos cambiarlas con un solo botón. También podremos decidir la protección, accesorios e incluso objetos de cada personaje, tanto los fijos como los invitados.

Las habilidades consumen PH que ganaremos al subir de nivel o con ciertos objetos que nos atribuyamos. Así podremos ir configurando a cada personaje, sus magias y en caso de Sora, sus vínculos que son manifestaciones mágicas de sus amigos y que se usan utilizando el comando vínculo y gastando todo el medidor de puntos mágicos.

Las acciones especiales que antes mencionábamos consisten en diversos ataques especiales ya sean en conjunción con los demás miembros del equipo o un nuevo tipo de poder que hace que el juego parezca DisneyLand, y esto es literal ya que hará unos potentes ataques basados en atracciones del parque de Disney como son el Barco Pirata, las tazas locas, un tio vivo, incluso los rápidos. También cada llave espada tiene un ataque especial. Uno de los puntos en los que flojea el juego es justo en que a veces las acciones especiales se nos acumularán y el juego no nos da la opción de elegir cuál queremos activar primero, con lo que a veces no haremos lo más necesario para la batalla.

Hay bastantes cosas por hacer en Kingdom Hearts III a nivel coleccionable ya que según vayamos avanzando en el juego se desbloqueará la cocina con un pequeño protagonista que nos irá guiando, Remy, el pequeño roedor de Ratatouille en un restaurante regentado por el Tío Gilito, el millonario familiar de Donald. También podremos construir en el menú de orfebrería en las tiendas de los Moguri, allí haremos objetos con los componentes que consigamos jugando y también mejoraremos las estadísticas de las llaves espada. Por supuesto que si no queremos construir, siempre podremos comprar en dicha tienda los objetos que en ese momento estén a la venta.

Y otra de las novedades de este KH3 es el Gumífono, un teléfono en el que nos comunicaremos con el Rey Mickey y con Riku pero además tendremos una mini consola para jugar a juegos tipo Game and Watch que encontraremos en nuestra aventura, encontraremos información de todos los adversarios como los Sin Corazón o los Incorpóreos, records, tesoros… y otra de las novedades más destacadas, el modo foto, con él podremos guardar esos momentos épicos del juego, retratarnos con los otros personajes y encontrar Portafortunas, que son las siluetas de Mickey escondidas por todos los mundos.

Y es que volvemos, como no podía ser de otra forma a ir viajando por los mundos por un espacio esta vez con más libertad y con bastantes cosas por hacer. Tendremos la posibilidad de crear nuestra nave Gumi con las piezas que encontremos y así complementar la ya realizada o inventar una creación. Sigue habiendo gran libertad y el sistema ha mejorado bastante desde las entregas anteriores. Volveremos a mundos como el Olimpo de la película de Hércules, conoceremos a Rapunzel en el Reino de Corona, viajaremos a la Caja de Juguetes de Toy Story, al Mundo de Monstruos, de Piratas del Caribe e incluso de Big Hero 6 como novedades pero también regresaremos otros escenarios conocidos, siempre bien rodeados de los personajes más característicos de cada obra de Disney.

Gráficamente Kingdom Hearts destaca sobre manera. Han pasado 18 años y esto se nota pero cada detalle de los escenarios, los personajes, los mundos, está mimado y esto convierte a KH3 en más una obra de arte que un videojuego. En muchas ocasiones se nos pasarán las horas en el modo foto, que no es demasiado complejo o dando vueltas por los escenarios que hemos visto mil veces en películas y que ahora los vivimos casi en primera persona. Así pasa con la habitación de Andy en Toy Story, por ejemplo que te pasas varios minutos inspeccionando cada detallito. El colorido y la personalidad de cada protagonista y secundario está remarcado. Como hemos dicho ya, Kingdom Hearts 3 supera lo que es un videojuego y se convierte por mérito propio en una obra de arte.

Otro de los puntos que destacan en KH3 es el sonido. La banda sonora es espectacular y en cada mundo escucharemos las típicas canciones que aparecían en las películas o las melodías de siempre de los anteriores Kingdom. También el doblaje se agradece que esté realizado por los actores reales de los personajes Disney como Bill Farmer para Goofy o Tony Anselmo y Donald. Y también para el resto de personajes Disney su propia voz en inglés como Kristen Bell como Anna de Frozen , Wallace Shawn como Rex de Toy Story y repite Haley Joel Osment, el que fue el niño del Sexto Sentido, como Sora. Y esta es una pequeña parte de todo el staff de dobladores repleto de estrellas que han cedido su voz a su personaje. El juego está en inglés y la calidad es muy alta, pero dispone de subtítulos en español y se entiende perfectamente.

Kingdom Hearts III es uno de esos juegos que marca una época y que vende consolas por sí solo. Hemos esperado mucho tiempo para poder jugar a una obra de arte más digna de museo que de consola y la espera ha merecido mucho la pena porque este juego que mezcla a Disney con Square Enix y que Koch Media se ha encargado de distribuirlo en España, es, por merito propio, en uno de los mejores de la generación y mucho nos tememos que de generaciones venideras porque el listón lo ha puesto muy alto y será complicado igualarlo. Kingdom Hearts III no es que sea una compra recomendada, es una compra necesaria y además que es un juego para todos los públicos.