Compartir

Adif pondrá en servicio mañana, lunes, la nueva variante Vandellós-Tarragona que permitirá la conexión el Corredor Mediterráneo desde Vandellós con la Línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona-Francia y con la línea de ancho convencional Tarragona-Reus.

Con una inversión cercana a los 700 millones de euros (IVA incluido), la puesta en servicio de la nueva variante representa uno de los mayores hitos y una pieza clave en el desarrollo del Corredor Mediterráneo.

De este modo, quedará fuera de servicio el actual trazado de vía única, entre el ámbito de L’Ametlla de Mar y Vandellós i L’Hospitalet de l’Infant por el lado sur y la actual estación de Port Aventura por el lado norte.

Con esta nueva infraestructura, Renfe lanza un nuevo servicio Euromed que conectará Valencia con Barcelona desde 2 horas y 35 minutos a partir del mañana. La reducción del tiempo de viaje oscila entre 45 y 36 minutos con respecto al mejor tiempo actual.

Además, la nueva oferta de Renfe en el Corredor Mediterráneo mejorará la conexión de Valencia con Girona y Figueras. Seis trenes Euromed, cuatro en sentido Figueres-Girona-Valencia y dos en sentido inverso, enlazarán la capital del Turia con la Costa Brava, de manera directa, sin necesidad de realizar transbordo en Barcelona al prolongarse su circulación hasta estas ciudades.

Con los nuevos servicios entre la Comunidad Valenciana y Cataluña se diversifica la oferta entre ambas comunidades: ocho servicios Euromed por sentido, de ancho variable, que se encaminarán a través de un intercambiador hacia Camp de Tarragona y Barcelona por la línea de Alta Velocidad. Los trenes Talgo mantendrán el servicio actual circulando por vía convencional hasta Barcelona, con parada en la estación de Tarragona.

El Euromed incorpora entre sus nuevas prestaciones el Coche en Silencio, hasta ahora exclusivo del AVE. El coche número 10 de los trenes, ofrecerá este servicio en clase turista, sin coste añadido para el cliente.

SERVIMEDIA