Quantcast

Rubaiyat en casa: el icónico restaurante lanza “delivery” bajo su marca más casual

  • Baby Grill, el pequeño restaurante informal contiguo a Rubaiyat en el que degustar algunas de sus especialidades en formatos y precios más asequibles, da nombre al recién lanzado servicio de envío a domicilio.
  • Responde a diferentes propuestas en las que se nota el acento brasilero del grupo junto a otras referencias españolas imprescindibles.
  • El “delivery” Baby Grill Rubaiyat se reparte a través de Glovo todos los días excepto domingos noche, lunes y martes.

Por fin es posible disfrutar en casa de algunos platos de uno de los restaurantes más famosos de Madrid. Rubaiyat, el icono de raíces brasileñas que lleva casi quince años siendo dirección obligatoria en la capital, se lanza al “delivery” de la mano de su hermano pequeño, el restaurante contiguo Baby Grill, en el que se encuentran muchas de sus especialidades en formatos y precios más asequibles.

Restaurante
Rubaiyat

El “delivery” Baby Grill Rubaiyat es la apuesta de la familia Iglesias por acercar a los hogares madrileños parte de su carta y esencia. Aunque ambos restaurantes permanecen abiertos, tanto Rubaiyat como Baby Grill y su terraza climatizada, son muchos los clientes que demandaban este servicio incluso antes de esta situación que vivimos. Ahora ya es una realidad.

Acento brasileño

Tal y como ocurre en Baby Grill, este menú para “delivery” responde a diferentes propuestas en las que se nota el acento brasilero del grupo junto a otras referencias españolas imprescindibles. Hay espacio para platos propios y para algunas versiones de Rubaiyat.

Restaurante
Rubaiyat

Es así, por ejemplo, en el caso de las mollejas de corazón a la parrilla con alioli de limón, las croquetas de champiñones portobello o la fideuá de langostinos porque, aunque Rubaiyat es famoso por su parrilla y sus carnes de crianza propia en la hacienda familiar, también hay hueco siempre para platos de pescado o más frescos. Por eso dos de sus ensaladas (Rubaiyat y griega) llegan también a casa, así como su fantástico canelón frío de bogavante.

Brasas con sabor

De las brasas brotan y viajan en perfectas condiciones el chorizo criollo, la tirita de picaña, el pollito de corral, las mini hamburguesas con pan de queso o la archiconocida hamburguesa Rubaiyat (200gr de wagyu a la parrilla con cebolla caramelizada, tomate confitado, queso gruyere, rúcula y mostaza de Dijon, servida sin pan).

Restaurante
Rubaiyat

No faltan las insuperables patatas suflé de guarnición junto a la farofa de huevo o al mítico arroz Cabaña Las Lilas (en honor otro de sus restaurantes, en Buenos Aires). Tampoco falta la sabrosa empanada salteña de solomillo ni los pecaminosos postres que son la tarta de dulce de leche con coco o la némesis de chocolate belga. El “delivery” Baby Grill Rubaiyat se reparte a través de Glovo todos los días excepto domingos noche, lunes y martes.

Sobre Grupo Rubaiyat

La historia de Rubatyait como la conocemos hoy comienza en Brasil con el desembarco de Belarmino Fernández Iglesias, proveniente de una pequeña aldea de Galicia, en 1951. Antes de que entrara a formar parte en la sociedad responsable del primer restaurante, lavó platos y trabajó como maestro parrillero en A Cabana, el mejor local de Sao Paulo en la época.

Desde 1968, la familia también es propietaria de la Hacienda Rubaiyat, al sur del país, donde crían a las reses Brangus (mezcla de las Aberdeen Angus escocesas y las Brahman llegadas a América desde India) que han dado fama mundial a Rubaiyat. Sus pollos “Label Rouge” de origen francés y sus cochinillos también han contribuido a su reconocimiento. Todos los animales se crían en libertad, a base de una alimentación natural, y surten en exclusiva a todos los restaurantes del Grupo, aclamados por la crítica internacional como especialistas indiscutibles en el tratamiento y el corte de las distintas carnes. Grupo Rubaiyat es un verdadero referente en Brasil y en el mundo, también en Madrid, donde abrió sus puertas en 2006.

Restaurante
Rubaiyat

Desde ese año, también, la familia posee una bodega y una Fundación en Galicia, El Pazo de Rivas, un homenaje a los orígenes de Belarmino, quien comenzó trabajando aquí antes de partir a Brasil en su juventud. Mencía gallega, syrah y merlot acompañan a la perfección a las deliciosas carnes de Rubaiyat. La Fundación Belarmino Fernández Iglesias, con sede en el mismo pazo, tiene por actividad principal y prioritaria la formación profesional en las actividades de hostelería y turismo de los vecinos de la comarca de Sober.

Comentarios de Facebook