Quantcast

La salud empieza por la mesa

`Cereales. Vayamos al grano´, lema del Día Nacional de la Nutrición, que se celebró la semana pasada. La FESNAD destaca el papel de los cereales como parte de una dieta mediterránea saludable.

Los cereales han sido y son la base de la alimentación de nuestro entorno y constituyen parte de una dieta mediterránea saludable. Son ricos en hidratos de carbono y la principal fuente de energía junto con las grasas, motivos por los que la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) los ha elegido como eje principal del Día Nacional de la Nutrición (DNN)  y cuyo lema, este año, ha sido ‘Cereales. Vayamos al grano´.

Según la Dra. Ascensión Marcos, presidenta de la FESNAD, el Día Nacional de la Nutrición tiene como objetivo informar al consumidor de las mejores pautas para llevar hábitos de vida saludables y establecer, de este modo hábitos para toda la vida. «Hemos escogido este año los cereales por su buen valor nutricional, que además mejora cuando estos alimentos se combinan entre sí o con otros productos como legumbres o alimentos de origen animal. Además, el consumo de cereales aporta energía fácil de asimilar por el organismo y se pueden consumir en cualquier momento del día».

FESNAD ha elaborado un decálogo que muestra cómo «los cereales son los alimentos más económicos en referencia a sus costos en calorías y proteínas. Además, aportan hidratos de carbono, minerales, vitaminas B y E y enzimas y sus proteínas aportan un balance óptimo en aminoácidos esenciales. Respecto a los cereales integrales, son más ricos en nutrientes y aportan fibra insoluble, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales».

Las diferencias principales en la composición de cada uno de los cereales están en su contenido en fibra y sales minerales, siendo la avena el cereal más rico en fibra de todos. No obstante, su valor nutritivo es sensiblemente diferente de una variedad de cereal a otra. No obstante, se recomienda consumir cereales de grano entero o integrales.

Entre los cereales que más se consumen y se producen se encuentran el trigo, el arroz y el maíz. De hecho, el trigo es el más ampliamente cultivado en el mundo y es característico de la apreciada Dieta Mediterránea. Tiene vitaminas, principalmente del grupo B y vitamina E y entre los minerales que posee están el potasio, el fósforo, el magnesio y el calcio.

Por lo que respecta al arroz, su componente mayoritario son los hidratos de carbono. Apenas tiene grasa y aporta vitaminas, sobre todo del grupo B como el ácido fólico y minerales como el potasio. En cuanto al maíz, también posee vitaminas del grupo B y vitamina E.

En ese grupo tambien cabe mencionar los denominados pseudocereales, como son el trigo sarraceno y la quinoa. «Técnicamente no son cereales, explican desde la FESNAD, pero son producidos y consumidos del mismo modo que los cereales tradicionales».

Una edición solidaria

Como novedad, en esta edición, ha hecho llamamiento a las empresas del sector alimentario para realizar una donación de productos al Banco de Alimentos. Finalmente, gracias a la solidaridad de más de 25 empresas, se ha alcanzado la cifra de 25.000 kilos que han sido donados estos días a la ONG.

Comentarios de Facebook