Compartir

Los alumnos de la Fundación Capacis, organización sin ánimo de lucro centrada en la integración laboral de jóvenes con inteligencia límite, han lanzado esta semana una campaña que tiene como objetivo reivindicar su valía para trabajar y su derecho a ser parte activa de la sociedad.

Todo parte de una campaña de publicidad llamada “Edición Limitada” y que Fundación Capacis recibió como premio dentro del marco del programa B-Value, impulsado por Ship2B y Fundación Banco Sabadell. La campaña pone en valor las virtudes diferenciadoras de estos jóvenes y refleja su confianza y dignidad, a la vez que evidencia el sinsentido de los prejuicios en torno a esta discapacidad intelectual.

“Hemos querido buscar la empatía de las empresas y de la sociedad, no solo hablando sin tabúes de la discapacidad, sino también mostrándola a través de los alumnos con un punto reivindicativo y de orgullo. Queremos eliminar los miedos de los empresarios y convencerles de que contar con nuestros alumnos es un privilegio para sus empresas”, indican Fátima de Dolarea y Silvia Sombría fundadoras de Capacis.

El concepto “Edición Limitada” huye de la afirmación de que este tipo de personas puede desempeñar eficazmente un trabajo a pesar de sus limitaciones, tan recurrente en este tipo de campañas. En este caso, lo que se desea es resaltar su diferenciación sin objeciones concesivas, destacando que son personas y profesionales muy válidos por méritos propios y, por lo tanto, capaces de desarrollar capacidades excepcionales que los convierten en destacados profesionales.

“Edición Limitada” está compuesta del website edicionlimitada.info, un vídeo y una serie de anuncios gráficos protagonizados por los propios alumnos de la fundación, además de una acción de marketing directo dirigida a responsables de recursos humanos de distintas empresas.

La campaña ha contado con la colaboración de la agencia AFTERSHARE.TV, Metro de Madrid, Grupo RBA, Olé, Vaughan, Fundación Pelayo, IBM y Camila Comunicación.

La inteligencia límite y Capacis

Las personas con Inteligencia Límite tienen un cociente intelectual por debajo de la media, por lo que les cuesta más aprender o relacionarse. En muchas ocasiones se les ha confundido con personas lentas, vagas o que no disponen de las habilidades cognitivas y personales, necesarias para enfrentarse a las exigencias del entorno como cualquier otra persona.

Quienes padecen esta discapacidad han sufrido en la mayoría de los casos bullying en su etapa escolar, lo que hace que muchas de ellas terminen aislándose, sin apenas oportunidades de acceso al mercado laboral.

Desde Fundación Capacis se atiende a jóvenes con inteligencia límite, y, además de completar su formación en diferentes materias, trabajan con ellos para que mejoren sus habilidades cognitivas y personales, necesarias para poder adaptarse a las exigencias de su entorno, como cualquier otra persona.

Utilizan la metodología de Empleo con Apoyo, acompañándolos durante sus prácticas en las empresas, revisando juntos sus trabajos, y continúan en contacto con ellos una vez contratados, de forma que en todo momento se sientan acompañados. Todo ello con el objetivo de devolver a estos jóvenes su confianza en ellos mismos y de ayudarles a ser una parte activa de la sociedad.