Compartir

Usuarios de Fundación Esfera (Leganés, Madrid) guían las visitas de personas con discapacidad y problemas de salud mental en la célebre pinacoteca. Los Mediadores del Prado destacan por sus capacidades y promueven la Inclusión a través del arte, incluso, con pequeñas escenas teatrales relacionadas con las obras.

Vidas Insuperables

Seguramente si levantaran la cabeza Goya o Velázquez se quedarían agradablemente sorprendidos de cómo ha evolucionado nuestra sociedad hacia un espacio más inclusivo.

La ‘casa’ de los pintores más ilustres de nuestro país y del resto del mundo, el Museo del Prado, es también el lugar de trabajo de guías con discapacidad intelectual que han cautivado a los amantes de esta célebre pinacoteca.

Usuarios de Fundación Esfera (Leganés, Madrid) son los Mediadores del Prado. El objetivo del proyecto, que lleva seis años en funcionamiento, es promover la Inclusión a través del arte. Para ello, los guías transmiten sus conocimientos a grupos de personas con discapacidad y problemas de salud mental.

Óscar, Marisa y Benito son algunos de los miembros de Esfera que forman parte de esta iniciativa, y aseguran que supone una oportunidad para mejorar su habilidades y para implicar a su vez a otras personas en el mundo de la cultura: “es un privilegio estar en el Museo del Prado, y dar a conocer pinturas y esculturas famosas en el mundo”.

Los Mediadores explican que el público se sorprende con la visita, porque es una exposición diferente de lo habitual y se desarrollan dinámicas muy participativas.

“Los participantes primero elaboran una pequeña escena de teatro basada en cada uno de los cuadros, sin conocer aún su historia, y la representan. La segunda sesión se celebra en la sala del Museo donde se encuentra la pintura; y a través de preguntas los grupos conocen en profundidad la auténtica historia de la obra y del pintor”, indican.

Los protagonistas que dirigen las visitas cuentan con el apoyo de profesionales de la Fundación, con los que estudian el significado de las obras y ensayan previamente las exposiciones.

Inserción laboral

Siempre hay una temática que marca las pinturas seleccionadas, en los últimos años ha sido `amor a escena´ para mostrar sus diferentes representaciones; de esta forma cada curso tiene novedades atractivas para el público. Los profesionales que respaldan el proyecto destacan entre los objetivos la apuesta por una mejor empleabilidad de las personas con discapacidad.

También se persigue la autonomía de los participantes en el Museo y el desarrollo de destrezas para apoyar a otras personas, porque los Mediadores se convierten en modelos a imitar.

“La discapacidad intelectual asume un papel protagonista en el Museo del Prado, con gran repercusión social porque se promueve la Inclusión. Los integrantes de Esfera desarrollan sus habilidades e impulsan el arte como herramienta para mejorar su calidad de vida, en este espacio referente de la cultura española”, concluyen desde esta entidad.