Compartir

El líder del PSOE y candidato a la investidura como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, contrapuso este martes el “sentido de Estado” del portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, por facilitar que “eche a andar” la legislatura, con la actitud de PP y Ciudadanos. “Ojalá otras fuerzas políticas tomaran nota de esa responsabilidad, los partidos que se erigen constitucionalistas y con sentido de Estado”, dijo.

Desde la tribuna del Hemiciclo, Sánchez agradeció al portavoz de ERC el tono empleado y que se ofrezca a “tender puentes”, porque “el problema de Cataluña es de convivencia, no de independencia”.

El jefe del Ejecutivo pidió acabar con las “manifestaciones de zozobra” y “sentarse en la mesa” para “dialogar, pero dentro de la Constitución y del Estatuto”. “Podemos encontrar un camino alternativo”, añadió el líder del PSOE.

Sánchez discrepó con Rufián de que los ciudadanos el 28-A simplemente reflejaron una “reacción a la ultraderecha”, ya que considera que apostaron por “el cambio y la esperanza” y hay que responder, dijo, con un gobierno que se ponga en marcha.

El líder del PSOE instó al dirigente de ERC a que activen la mesa de diálogo en el Parlamento de Cataluña. Asimismo, celebró que reconozca como “interlocutores” a PP y Ciudadanos y que dijese que le gustaría sentarse con los dirigentes de estas formaciones.