Compartir

Dabid Muñoz ha decidido responder a quienes le han criticado y le han llegado a tildar de “asesino” en las redes sociales tras haber colgado una fotografía en Instagram.

Fue el pasado viernes cuando el chef publicó la imagen de un cochinillo asándose en el horno de leña, mientras apuntaba que estaba espectacular.

La publicación desató las críticas virulentas de algunos usuarios que le condenaron por exhibir al cerdo muerto, llegando a asegurar que se trataba de un animal asesinado.

Horas después en su perfil de Twitter, el chef de Diverxo ha reivindicado el derecho a colgar la foto, asegurando que le gusta el cochinillo, al tiempo que ha tratado de explicar el motivo por el que algunos se ven ofendidos por la misma.

Respuesta surrealista ante unas críticas surrealistas.

“El verdadero problema es que os veis más identificados en un cochinillo que en un carabinero, hablo con datos objetivos y conocimiento de causa”.