Quantcast

Trucos que te salvan si la comida te ha salido salada

-

¡Trucos que llegan para las familias! Hay hábitos que sin duda alguna llegan para hacernos pasar momentos buenos y no tan buenos. Esto lo decimos desde el punto de vista de la cocina. Y es que todos buscamos que cuando estemos manos a la obra en alguna preparación la comida nos quede deliciosa. Pero vaya, en diversas oportunidades podemos estar un poco acelerados por querer culminar o no calculamos bien la cantidad de sal, y en cuestión de segundos, que probamos, esa receta la hemos arruinado, pues está salada.

Es bien sabido por todos que los trucos siempre llegan para salvarnos la vida de una manera importante, por lo que conocer ese tipo de detalles asegura que nuestra experiencia sea la mejor, y que cuando nos veamos inmersos en una situación de esa magnitud sepamos como solventar. La comida salada a nadie le gusta, de hecho, para la salud es algo que cae mal y podemos sufrir de diversas enfermedades que no queremos ver en ningún momento.

Pero como todo tiene una solución, no necesitas botar la comida, sino más bien, la idea es que esa misma preparación que te ha quedado salada la puedas salvar por así decirlo con algunos tips que te daremos. Conoce de qué manera puedes hacer que tu comida salada ahora sepa como si nada, teniendo en cuenta estos consejos.

2
Puedes usar líquidos

Puedes usar líquidos

Los trucos son más sencillos de lo que te puedas imaginar. Y es que tu comida salada tiene solución, así que no debes desanimarte en ningún momento. La idea es que por ejemplo al estar preparando algún tipo de recetas que tengan líquidos, tal es el caso de las sopas, y en el transcurso de la elaboración puedes probar que está salada, tienes una forma increíble de bajar ese nivel de sal utilizando nada más y nada menos que agua.

Con el simple hecho de agregarle agua, o algún tipo de líquidos que puedas tener al alcance de tus manos, esto ayudará a que el sabor baje, y con ello asunto arreglado. Si se trata de otro tipo de comida, puedes hacerlo no sólo con agua, también están los caldos de pollo, de carne res, usa el de tu preferencia, y que haga juego con esa preparación. Posteriormente dejas reducir y puedes darte cuenta que no estará salada tu comida.

Comentarios de Facebook