Quantcast

Esto es lo que nunca deberías hacer con las sobras de comida

-

Desde pequeños, en nuestras casas nos han obligado a comernos todo lo que había en el plato, con la frase de “cómetelo todo que hay niños que pasan hambre“. Tú, joven e inocente, no entendías en qué podía ayudar a esos niños que tú te lo comieras todo. Las sobras de comida tienen un destino fatal, la basura, y la culpa es solo nuestra.

Aunque no lo creas, esto tiene más consecuencias de las que parece. A continuación, te vamos a explicar por qué deberías cambiar tu día a día con respecto a la comida. Es más, no volverás a dejar que nada sobre en tu plato, y aprenderás a no malgastar.

1
Un gran desperdicio de comida

desperdicio comida

Lo que nos decían nuestros padres de pequeños no era ninguna tontería para comérnoslo todo, lo cierto es que es un problema real que hay que tomarse muy en serio. Según estudios, cada año se hace un desperdicio de comida de 1.700 millones de toneladas, poca broma. Si esto lo traducimos en el gasto que supone, nos quedamos con la friolera de 728 billones de euros. Tanto que proclamamos y pedimos ayuda a los más necesitados, y resulta que contribuimos en el desperdicio de dinero que tanto les podía ayudar.

Es cierto que el Gobierno tiene un papel importante en la reducción de sobras de comida, no las de casa, si no las que se tiran en supermercados principalmente. Pero nosotros, desde casa, también podemos aportar nuestro granito de arena en esta lucha. Y es que, una correcta manipulación de nuestras sobras es muy importante para no desechar innecesariamente. Y no solo eso, también para no cometer el error de ingerir alimentos que se encuentren en mal estado.

Atrás
Comentarios de Facebook