miércoles, 30 septiembre 2020 1:45

Identifican el origen genético de uno de los principales desencadenantes de la migraña, síntoma frecuente de la COVID-19

La migraña es un trastorno neurológico de lo más habitual, ya que afecta a una gran cantidad de la población. En este sentido, la migraña afecta aproximadamente al 17% de las mujeres y al 8% de los hombres. Si por algo se caracteriza la migraña, es por fuertes dolores de cabeza, pero puede desencadenar en problemas mayores. La migraña es tan común, que cuenta con su propio día internacional, el día 12 de septiembre, con el objetivo de hacer mucho más visible la enfermedad y tomar conciencia de ella.

A pesar de que los enfermos de migraña busquen dar una mayor visibilidad a sus problemas, lo cierto es que existen compañías que trabajan duramente para poder ayudar a las personas que sufren de esta enfermedad, como es el caso de Genyca, un laboratorio que se encuentra especializado en genética molecular y que lidera los servicios de genética personalizada en España desde hace más de 16 años.

La migraña ligada al COVID-19

La actual crisis sanitaria dificulta que se hable de otra cosa que no sea el COVID-19. Con el paso del tiempo, los profesionales de la sanidad van descubriendo más acerca del virus que ha puesto en jaque a la humanidad. En este caso, no solo estamos hablando de como se contagia, sino también de algunos de los síntomas que tiene y también las secuelas.

En este aspecto, se hace tan importante la intervención de las compañías biomédicas como DR Healthcare, ya que en la lucha contra el coronavirus es importante investigar, así como innovar y desarrollar toda clase de productos que puedan ayudar a mejorar la vida del paciente. Según recientes estudios, la infección de coronavirus puede llegar a producir el desencadenamiento de la migraña en el paciente.

Es un hecho que todavía estamos aprendiendo acerca del virus y que, muchos de sus efectos, llegarán a nuestro conocimiento con el paso del tiempo. Sin embargo, cuando nos encontramos con varios pacientes afectados por el mismo, que se encuentran sufriendo un cuadro clínico parecido, se empieza a asociar irremediablemente este tipo de desencadenantes a nuevas enfermedades, por lo que tenemos que estar preparados para este nuevo tipo de problemas.

Rapidez en la actuación

Para poder actuar con rapidez, es necesario conocer bien los síntomas con los que cuenta la enfermedad. En el caso de la migraña, se ha detectado una presencia elevada de déficit de DAO en todas aquellas personas que sufren de migraña. En contexto de la pandemia, podemos entender que el propio virus provoca una liberación de citoquinas e histamina endógena entre otras, por lo que se deberían de controlar las vías de entrada de la histamina exógena.

En definitiva, atendiendo a los desencadenantes de diferentes enfermedades, podemos llegar a conocer el origen patológico de las otras. En el caso de la migraña, al encontrarse ligado al propio COVID-19, puede ayudar mucho en las investigaciones para saber tratar mejor la enfermedad y, por lo tanto, poder afrontar mejor los problemas.