Quantcast

Sindicatos confían en alcanzar las mejores condiciones tras la fusión CaixaBank-Bankia

El sindicato SECB de CaixaBank, con un 37,42% de representatividad, ha lanzado un mensaje de prudencia a los empleados y se ha comprometido a luchar por alcanzar las mejores condiciones y menos traumáticas en el previsible Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que tendrá que acometerse una vez se complete la fusión entre CaixaBank y Bankia.

“El proceso de integración llevará su tiempo, pero debemos mandar un mensaje de prudencia a los empleados basándonos en la experiencia del banco y, por supuesto, nuestra en este tipo de operaciones”, ha indicado la presidenta de la asociación sindical, Begoña Peiró.

Peiró ha citado procesos de integraciones que han tenido que afrontar los empleados de CaixaBank, como con CaixaGirona en 2010, Bankpyme en 2011, Banca Cívica en 2012, Banco de Valencia en 2013, Barclays en 2015 o BPI en 2018.

6.600 OFICINAS REDUNDANTES

En este sentido, la presidenta de SECB ha reconocido que la duplicidad en cuanto a oficinas en algunos territorios va a ser “muy acusada“, estimando un solapamiento de unas 6.600 sucursales.

“Negociaremos y lucharemos para que el ajuste se produzca sin medidas traumáticas para la plantilla”, ha subrayado, añadiendo que la intención es que el ERE sea voluntario y con alto porcentaje de adhesión gracias a sus buenas condiciones.

“Esperamos que la negociación con las fuerzas sindicales dé como resultado unas desvinculaciones voluntarias por la vía del ERE no traumático o como prejubilación”, ha aseverado Peiró.

En cualquier caso, entiende que la máxima preocupación de la plantilla sea ahora la conservación de su puesto de trabajo. “El impacto sobre la plantilla del cierre de oficinas, sin duda, genera inquietud”, ha lamentado.

Peiró ha destacado que claramente será un reto importante, si bien confía su “suficiente experiencia en el ámbito de la negociación como para acometer un ajuste de personal de semejantes dimensiones”.

Comentarios de Facebook