Quantcast

Macron dice que los pescadores europeos “no pueden ser los sacrificados” del Brexit

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha asegurado este jueves que los pescadores “no pueden ser los sacrificados” por la salida de Reino Unido de la UE y ha subrayado que encontrar una solución para que los buques europeos puedan seguir teniendo acceso a las aguas británicas es un aspecto “importante” de las negociaciones.

“Mantener el acceso de nuestros pescadores a aguas británicas, conseguir un buen compromiso para los pescadores, y hablo de todos los países de Europa involucrados, entre ellos Francia, es un punto importante de la discusión para nosotros”, ha dicho en una declaración sin preguntas a su llegada a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Bruselas.

Macron ha enfatizado que los pescadores “no pueden ser los sacrificados” del Brexit y ha llamado a encontrar una solución a esta cuestión, que es una de las tres principales que están impidiendo que Londres y Bruselas sellen un acuerdo sobre su futura relación comercial una vez termine el periodo transitorio, el próximo 1 de enero.

Además de a la pesca, el presidente francés se ha referido a la igualdad de condiciones (o ‘level playing field’ en la jerga comunitaria) entre Reino Unido y la UE. “Tenemos que tener las mismas reglas del juego en cuestión de ayudas de Estado y normativas sociales y medioambientales”, ha apuntado.

“No puede ser que la consecuencia del Brexit sea crear ‘dumping’ medioambiental y social en nuestras fronteras”, ha insistido el presidente de Francia.

Así, Macron ha remarcado que no debe cerrarse un acuerdo “a cualquier precio” y ha añadido que es posible que las conversaciones no lleguen a buen puerto y el periodo transitorio finalice sin un acuerdo entre Bruselas y Londres. Francia, ha añadido, estaría preparada para afrontar este escenario de “no acuerdo”.

El negociador jefe europeo, Michel Barnier, informará a los líderes europeos este jueves sobre la falta de avances en las negociaciones por las fuertes discrepancias en puntos que para los 27 son líneas rojas: la gobernanza para asegurar que se cumplen los acuerdos, las garantías de que las reglas de competencia serán las mismas y que la flota europea tenga acceso como hasta ahora a los caladeros británicos.

Así las cosas, está previsto que los jefes de Estado y de Gobierno reclamen al Gobierno de Boris Johnson un nuevo empuje a las negociaciones con alternativas “aceptables” que permitan desbloquear las conversaciones.

Comentarios de Facebook