Quantcast

Industria y Energía duplican su dotación hasta los 11.166 millones de euros

La política de Industria y Energía contará en los Presupuestos de 2021 con unos recursos de 11.166 millones de euros, lo que supone un incremento del 103,9% respecto a los anteriores, impulsados por la incorporación de 5.623 millones de euros para la financiación de proyectos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UniónEuropea.

De este importe total presupuestario, las mayores dotaciones para 2021 se incluyen en la política energética, que asciende a 6.279 millones de euros, de los que 5.390 millones de euros corresponden a los fondos de la Unión Europea.

Dentro de estas partidas, destaca la dotación para el próximo ejercicio de 109 millones de euros para el Bono Social Térmico, programa de concesión directa de ayudas destinadas a paliar la pobreza energética en consumidores vulnerables en lo que respecta a energía destinada a calefacción, agua caliente sanitaria o cocina y aprobada por el Gobierno en 2018.

También la política energética para 2021 incluye una dotación para financiar préstamos al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) por importe de 300 millones de euros, dirigidos a apoyar el impulso de la eficiencia energética y las energías renovables, con la finalidad principalmente de anticipar a los beneficiarios de los préstamos fondos para actuaciones que una vez ejecutadas y certificadas, podrán obtener retornos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

También se prevé una dotación de 102 millones de euros para financiar ayudas a las actuaciones de apoyo a la movilidad energéticamente eficiente y sostenible y a la transición justa a una economía descarbonizada, a gestionar por el IDEA.

Por lo que se refiere a la financiación presupuestaria legalmente prevista de costes del sistema eléctrico para contribuir al equilibrio financiero del sistema, se consignan dotaciones para realizar las aportaciones derivadas de los ingresos por subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero y de los ingresos tributarios de la Ley 15/2012, de 27 de diciembre, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética, así como transferencias para compensar el 50% de los extracostes de generación eléctrica en los territorios no peninsulares que suman, para 2021, 3.395 millones de euros.

Por otra parte, se incluyen 203 millones para compensar la disminución de ingresos del sistema derivada de la flexibilización de los contratos de suministro de electricidad y de gas natural para autónomos y empresas para hacer frente al Covid-19.

285 MILLONES PARA LA MINERÍA.

En el sector de la minería ocupa un lugar central la reestructuración de la minería del carbón, que se ha venido desarrollando dentro del finalizado Marco de Actuación para la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras en el período 2013-2018. Para la financiación de sus actuaciones, el nuevo Instituto para la Transición Justa contará en 2021 dentro de esta política con unos recursos de 285 millones de euros.

En cuanto a la transición justa, el Instituto gestionará en este programa recursos por 375 millones euros, a los que se añadirán 5.390 millones de los fondos procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

5.300 MILLONES A RENOVABLES, EFICIENCIA Y MOVILIDAD SOSTENIBLE.

De estos fondos, 5.300 millones de euros se dedicarán a actuaciones para la promoción de energías renovables, eficiencia energética y movilidad sostenible, a gestionar por el IDAE, mediante ayudas y subvenciones a fondo perdido o inversiones financieras, en función de las características y necesidades de cada segmento del sector energético.

Mientras, los 90 millones de euros restantes tendrán por objetivo la puesta en marcha de convenios de transición justa en zonas de transición energética, plan de restauración ambiental para explotaciones mineras en cierre o abandonadas y terrenos deteriorados junto a centrales térmicas o nucleares, plan de infraestructuras ambientales, digitales y sociales en municipios y territorios en transición, proyectos de I+D+i en almacenamiento de energía y eficiencia energética.

Por su parte, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) contará con un presupuesto de 46 millones de euros para llevar a cabo sus funciones.

POTENCIAR LA INDUSTRIA.

En lo que se refiere a la Industria, el Gobierno señala que si, hasta esta crisis sanitaria, poner el acento en potenciar la industrialización era un punto prioritario de la política europea y del Ejecutivo, “en este momento es todavía más necesario el apoyo decidido de la Administración para crear mecanismos específicos y eficientes que permitan recuperar la actividad industrial cuanto antes”.

FONDO PARA LA INDUSTRIA DE 600 MILLONES.

En este sentido, se crea un Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva (FAIIP), dotado con 600 millones de euros y que viene a sustituir al programa de Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad (Reindus), para la financiación a largo plazo de activos industriales, que son intensivos en capital e inversiones y requieren periodos más largos que el resto de la economía para el retorno de capital.

El programa de reconversión y reindustrialización contará en 2021 con unos recursos de 665 millones de euros, de los que 600 millones de euros constituirán la dotación inicial del FAIIP.

COMPENSACIÓN A LOS CONSUMIDORES ELECTROINTENSIVOS.

Asimismo, se apuesta por dar continuidad al programa de desarrollo industrial, dotado en 2021 con 210 millones de euros, a los que hay que añadir 110 millones de euros presupuestados dentro del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, lo que totaliza 320 millones de euros, dirigidos en su mayor parte a compensar a los consumidores electrointensivos por los elevados costes de la electricidad, con especial atención al riesgo de deslocalización o fuga de carbono.

Así, mediante dos líneas de subvenciones se compensa a este tipo de consumidores por los costes derivados del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero y por otro por la financiación del apoyo a la electricidad procedente de fuentes renovables, cogeneración de alta eficiencia o compensación del extracoste en los territorios no peninsulares.

Además, se ha creado el Fondo Español de Reserva para Garantías de Entidades Electrointensivas (Fergei) como instrumento de apoyo y fomento a la contratación de energía a largo plazo por los consumidores electrointensivos, al que se imputarán las operaciones de cobertura y de emisión de garantías sobre los riesgos de insolvencia de hecho o derecho que sean asumidos por cuenta del Estado.

Por otra parte, se incluye también Programa de Renovación de Vehículos 2020 (Programa Renove 2020), cuyo objetivo es la sustitución de los vehículos más antiguos por modelos más limpios y más seguros, incorporando criterios ambientales, que está previsto que a lo largo de 2020 y 2021 conceda ayudas por importe de 250 millones de euros.

Dentro del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia se contempla, igualmente, el programa de apoyo a proyectos para la transición industrial, dotado con 110 millones de euros, orientado a impulsar a la industria.

También, con un carácter horizontal, se asegura la potenciación y desarrollo de la infraestructura para la calidad y la seguridad industrial destinándose a este cometido, dentro del programa calidad y seguridad industrial, cuatro millones de euros en el año 2021.

Por lo que se refiere a la protección de la propiedad industrial, la Oficina Española de Patentes y Marcas, se destinan a sus actividades 52 millones de euros el próximo ejercicio. Igualmente, se recoge el programa de incentivos regionales a la localización industrial, al que se destinarán 60 millones de euros.

Comentarios de Facebook