Quantcast

DBRS prevé que la segunda ola de Covid-19 eleve las provisiones de la banca española

DBRS Morningstar prevé que las nuevas restricciones en España para combatir la segunda ola de coronavirus lleve a los bancos españoles a incrementar sus provisiones para insolvencias en los próximos trimestres y presione todavía más su rentabilidad, provocando además un aumento de la morosidad en 2021.

Así lo ha indicado en un reciente informe, en el que atribuye a este motivo el hecho de que la mayoría de bancos estén anunciando su intención de implementar importantes iniciativas de ahorro de costes en los próximos trimestres.

DBRS ha constatado que los grandes bancos españoles elevaron ligeramente su rentabilidad en el tercer trimestre, gracias a que tuvieron que realizar menores provisiones para insolvencias, pero cree que la segunda ola de coronavirus provocará que dichas provisiones vuelvan a elevarse.

Por otro lado, ha señalado que la disminución de la morosidad contrasta con otros indicadores que apuntan a un “deterioro sustancial” de la calidad de los activos en los próximos trimestres.

En concreto, se ha referido a los resultados de la encuesta sobre préstamos bancarios, que muestran que los bancos españoles han restringido el acceso al crédito en el tercer trimestre y esperan seguir haciéndolo en el cuarto, o la prueba de resistencia del Banco de España, que prevé un impacto negativo en el capital de los grandes bancos en su escenario base a finales de 2022.

DBRS también ha apuntado que el lento ritmo de deterioro de la calidad crediticia puede explicarse, en gran parte, por las medidas extraordinarias de apoyo a la economía, como las moratorias de crédito y los avales del ICO.

En este escenario, DBRS Morningstar considera que, “dada la segunda ola de Covid-19, es probable que se materialice un deterioro significativo de la calidad de los activos en 2021”, ha sostenido.

Comentarios de Facebook