Compartir

Las gradas de un campo de fútbol repleto de padres se han vuelto a convertir en el escenario de una vergonzosa pelea entre progenitores de los distintos equipos. Todo ello ante la mirada atónica de los niños.

El lamentable episodio sucedió en el campo municipal de Los Marques, en Murcia, en el encuentro de este fin de semana de categoría infantil entre el Beniaján y el ADM Lorquí.

Al término del partido, dos de las madres discutieron por una jugada y cuando entraron los padres en la discusión, pasaron a las manos y otras personas se unieron a la reyerta.

En un momento de la pelea, uno de los implicados cayó al suelo y según informó ‘La Verdad’ fue pateado por dos individuos, lo que provocó “una escalada de golpes del otro bando hacia los dos agresores”. Finalmente, lograron separar a los implicados en la pelea.


Desde los clubes de fútbol, Beniaján y Lorquí, se ha condenado lo sucedido en ‘Twitter’.