Quantcast
jueves, 29 octubre 2020 15:34

La RFEF iniciará sus competiciones en octubre

La Comisión Gestora de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) aprobó este lunes las Normas y Bases de competición para las competiciones que organiza, y fijó para el fin de semana del 17-18 de octubre el inicio de todas ellas, salvo la Primera Iberdrola de fútbol femenino y la Primera División de fútbol sala masculino que darán comienzo el del 3-4.

Una vez que la semana pasada se confirmó el protocolo sanitario aprobado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) para estas competiciones, el organismo procedió a confirmar el inicio de las competiciones no profesionales de fútbol y fútbol sala, masculinas y femeninas.

De este modo, las competiciones comenzarán “con carácter general el próximo 18 octubre, salvo excepciones como la Primera Iberdrola y la Primera División de fútbol sala masculino, que arrancarán el 4 de octubre”.

Además, la RFEF aclaró que ambas y la Primera División de fútbol sala femenino también serán “una excepción en el criterio general de dividir las categorías en subgrupos” ya que el organismo ha aplicado “un criterio sanitario para estructurar las competiciones en grupos y subgrupos, con un principio de proximidad geográfica”.

De este modo, se ha configurado “una primera fase de liga regular a ida y vuelta entre los equipos de los subgrupos y unas segundas fases específicas en las que los equipos jugarán por objetivos concretos arrastrando el coeficiente de puntos por partido y los resultados de la primera fase”.

A modo de ejemplo para esta novedad, la Reto Iberdrola, la Segunda División de fútbol femenino, pasará de contar con dos grupos existentes, el Norte y el Sur, a dividirse cada uno de ellos en dos subgrupos de ocho (A) y nueve (B) equipos, que jugarán 16 partidos en 18 jornadas.

Tras una fase regular, en la segunda, los cuatro mejores de cada subgrupo formarán un nuevo conjunto o subgrupo de ascenso, que se disputarán el título de Campeón de Grupo, mientras que el resto luchará por la permanencia. Estos dos subgrupos se enfrentarán contra los que no compitieron en la primera fase y para determinar el ascenso o descensos se arrastrará la clasificación de esta ronda inicial por coeficientes.

PROTOCOLO REFORZADO

Por otro lado, esta Comisión Gestora aprobó una propuesta de ‘Protocolo Reforzado’ para estas competiciones, una de las opciones que les dio la pasada semana el CSD y que ahora espera que este organismo valide “en los próximos días“.

Este documento federativo prevé “un mecanismo de coordinación y asunción de responsabilidades compartidas para cuando las competiciones de ámbito estatal sean de gestión directa de la RFEF, en cuyo caso la supervisión corresponderá a la propia RFEF”, y otro diferente para cuando estas competiciones “sean gestionadas por delegación por las Federaciones Territoriales”, las cuales tendrán que asumir “una parte de la supervisión del cumplimiento del protocolo reforzado”.

También habrá que nombrar Delegados de Cumplimiento del Protocolo, Responsables de Higiene y Jefes Médicos de cada club y de la RFEF “para la supervisión de todos los procedimientos previstos en el mismo protocolo”, y se establecen reglas y procedimientos concretos y precisos para entrenamientos, desplazamientos, alojamientos distintos del domicilio, instalaciones y/o espacios deportivos, los partidos de las competiciones oficiales de fútbol y fútbol sala, las medidas para permitir y favorecer la presencia en partidos de medios, incluidas las TV, y la presencia limitada de público.

Este protocolo prevé todos los mecanismos necesarios de actuación para la detección, vigilancia y control de la COVID-19 en estas competiciones, define las actuaciones que deben desarrollarse por cada uno de los agentes implicados en caso de un positivo durante el desarrollo de la competición, y analiza los mecanismos de regulación en las normas de competición para el supuesto de no finalización de la competición o con dispar número de encuentros entre unos equipos y otros.

Igualmente, la RFEF indicó que “cada una de las normativas de competición contempla disposiciones específicas para resolver situaciones de aplazamiento o suspensión por causa de la COVID-19, así como jornadas de recuperación en los calendarios para programar aquellos partidos que deban suspenderse a lo largo de la temporada”.

“La RFEF se compromete mediante el Protocolo a crear un Fondo de cofinanciación de aquellas pruebas de control de la COVID-19 que las administraciones públicas sanitarias y deportivas de ámbito estatal y autonómico aconsejen y definan. Asimismo, se compromete a aportar una parte de los costes de dichas pruebas y también a facilitar la compra de las pruebas a aquellos clubs que, decidiendo tener que hacerlas, tuvieran dificultades para acceder a las mismas”, aseveró el ente.

Finalmente, la federación informó que los Campeonatos de España de selecciones territoriales de fútbol y fútbol sala “quedan suspendidos hasta final de temporada, momento en el que se decidirá si es viable su disputa en formato concentración”.

Comentarios de Facebook