Quantcast
jueves, 29 octubre 2020 15:31

Las tonterías que pueden destrozar la carrera de Novak Djokovic

Lo sucedido en el Adria Tour sigue dejando perplejo no solo a las personalidades del tenis, sino también a al público en general. El descuido generalizado en el torneo organizado por Novak Djokovic ha sido de proporciones épicas: sin respetar las distancias, sin protocolos de seguridad, sin aplicar uso de mascarillas, con público en las gradas… en fin, sin tomar ninguna medida para combatir la pandemia del coronavirus que ha hecho estragos en el planeta.

Pese a todas las advertencias, al serbio poco le importó las opiniones de los que se oponían a su evento. El saldo final ha dejado más de 10 contagios de personas involucradas en el tenis, sin contar con que en el público deben haber varios contagiados, pero lo más grave es que todo se ha desencadenado por una serie de decisiones que han puesto al número 1 del mundo en el ojo del huracán.

Djokovic se niega a una vacuna

Una de las primeras polémicas fue cuando en abril se especuló que en caso de que se creara una vacuna, todos los tenistas debían tomarla para poder jugar en el circuito. Sin embargo, el balcánico salió al paso para decir que él se negaba de lleno a vacunarse.

“Personalmente estoy contra la vacunación, y no me gustaría que alguien me obligue a vacunarme para poder viajar. Pero si esto se convierte en una obligación, ¿qué va a pasar entonces? Entonces tendré que tomar una decisión”, indicó el tenista.

“No me gustaría que alguien me obligue a vacunarme para poder viajar”

Estas declaraciones hechas en abril fueron tomadas para cargar contra un Djokovic que desde ese momento se percibió sería un rival duro contra las medidas más sencillas para combatir el coronavirus.

Comentarios de Facebook