Compartir

La selección femenina de baloncesto ganó por 86-66 a Francia en la final del europeo en Belgrado, mostrando una gran superioridad desde el inicio y con un mayor cuajo como equipo que e el conjunto galo. De esta manera, España logra su segunda medalla de oro consecutiva en europeos y entra en la historia de lleno, enmarcando una década prodigiosa. No se lograba desde hace 28 años.


Las francesas comenzaron permitiendo los triples de España. Con lo que no contaban es con el gran acierto desde el perímetro que tuvieron las españolas. La Selección cerró el primer cuarto con 32 puntos (mejor anotación en el arranque en un Eurobasket) y 11 arriba gracias a su acierto en los tiros de tres puntos: 6/8 con 3/3 para Marta Xargay. Al descanso, las francesas perdían por 14.

Francia salió en estampida y Gruda rebajó la renta a ocho (56-48), pero a la Selección no le entraron los nervios y Xargay, desde el tiro libre, puso el +18 (67-49). Un tiro sobre la bocina de Silvia colocó el 70 en el marcador (70-56).

Ouviña, con un balón recuperado por Cruz desde el suelo, superó la veintena (80-59) y Palau puso el +23 (82-59). Se marchaba al tiempo muerto con una sonrisa. Esto ya no se escapaba. Minutos para todas mientras la treintena de españoles coreaba ‘El Vals del obrero’: “Sí, señor, somos la revolución…”.

A Francia se le volvió a atragantar España. Era la cuarta final europea en la que se enfrentaban y la cuarta vez que acabó subida al segundo cajón del podio. La hegemonía de las de Mondelo no cesa, séptima medalla en siete años (en los últimos seis años, tres de oro).

Astou Ndour se proclamó MVP del europeo,sucediendo a Sancho Lyttle y Alba Torrens en pasadas ediciones (ambas ausentes con la selección en esta competición, Además, Marta Xargay fue elegida en el quinteto ideal del yorneo (23 puntos en la final).