Quantcast
martes, 1 diciembre 2020 1:01

El mal de ojo de Messi a Riqui Puig que le mantiene en el banquillo

Los días pasas y en el FC Barcelona cada vez queda más claro que Ronald Koeman poco está trabajando por hacer que muchos de los canteranos se integren a la dinámica del primer equipo. Aunque una de las cosas que dijo al llegar es que jugarían los más jóvenes, que dejarían de importar los nombres y entrarían los que más lo merecieran; pues de eso realmente se ha visto muy poco. Poco amigo de las rotaciones son varios los futbolistas que estás sufriendo en el banquillo; uno de ellos precisamente es canterano y estaba llamado a ser parte del futuro del equipo blaugrana, ese no es otro que Riqui Puig.

El de Matadepera es un residente habitual del banquillo y viendo lo poco que ha contado para Koeman en estos partidos, realmente no quedan dudas de que tiene pocas posibilidades de que su situación cambie en un futuro cercano. De hecho, ya varios medios destacan que Riqui Puig es uno de los señalados por neerlandés como uno de sus cuatro descartes, algo que quedó bien ejemplificado cuando lo mandó a entrenar junto con otros tres con el Barcelona B justo después de caer ante el Real Madrid. La cosa no pinta bien y eso era algo que ya se veía venir.

Koeman advirtió que no tendría minutos

El canterano es un habitante habitual del banquillo

Desde su llegada al banquillo, Koeman vio a todos los elementos de la plantilla y rápidamente tomo la decisión de con cuales podría contar y con qué otros no. Ante eso, uno de los que quedó fuera de sus planes fue Riqui Puig y el entrenador fue muy frontal al decírselo. El neerlandés le advirtió que dado su potencial lo mejor sería que buscase una cesión en otro club, porque en el Barça no iba a disponer de los minutos necesarios para continuar con su progreso. Sin embargo, el joven mediocampista no le hizo caso y prefirió quedarse convencido de que tendría oportunidades de jugar junto a Messi, Griezmann, Ansu Fati y compañía, pero estas aún no han llegado.

En total, Riqui Puig solo ha disputado tres minutos en los 10 partidos que lleva el equipo esta campaña, una cantidad extremadamente baja para un jugador en el que muchos ven a un futuro pilar del conjunto azulgrana. El canterano solo saltó al campo cuando ya todo estaba perdido ante el Getafe y desde entonces no ha vuelto a ver minutos. Las esperanzas decaen y muchos ya apuestan por una cesión en enero.

Messi lo ha vetado en el equipo

Una humillación en un entrenamiento hizo que le pusiera la cruz

Además de la poca fe que le tiene Koeman, también hay un tema extradeportivo que tendría al canterano fuera de la dinámica de partidos del Barça y todo se debería a un encontronazo que tuvo con Messi durante un entrenamiento. Según comentan varios medios, el argentino fue humillado por Riqui Puig en un entrenamiento, al burlar al capitán blaugrana pasando el balón entre sus piernas.

Ya el estratega neerlandés estaría al tanto de todo y para no hacer molestar más a su gran estrella, se sumó a la labor de no contar con Riqui Puig. Sin embargo, como ya se vio en pretemporada, tampoco iba a tener muchos minutos para demostrar su talento. Por ahora tendrá que aguardar a algún partido de Champions cuando el Barcelona asegure la clasificación o cuando toquen enfrentamientos en la Copa del Rey; pero lo más probable es que deba buscarse un nuevo destino si de verdad no quiere estancarse en el banquillo culé.

Comentarios de Facebook