Quantcast
viernes, 4 diciembre 2020 22:43

Los cuatro descartados de Koeman: no les quiere ni ver

-

El FC Barcelona vive momentos complicados, que se agravaron gracias a al derrota que sufrió ante el Real Madrid en El Clásico disputado en el Camp Nou, con marcador de 1-3. Aunque los problemas vienen desde mucho antes, el inicio con goleadas ante Villarreal y Celta, además del oasis que supuso el triunfo ante el Ferencváros, dieron muchas esperanzas y se pensó que ante los merengues sería un festival; sin embargo, estos resultados, no ocultaron del todo lo preocupante de las sensaciones del final de campaña pasada y el empate contra el Sevilla y la derrota ante el Getafe. Todo eso volvió con la caída frente al máximo rival, pero ahora mucho más grave; por lo que Ronald Koeman deberá tomar cartas en el asunto.

La situación invita a la reflexión y a la toma rápida de decisiones por parte del entrenador neerlandés, algo parece que ya hizo al dejar afuera a varios jugadores que ya parecen condenados a la grada o al banquillo mientras el sea el responsable del primer equipo. Aunque estaba programado una jornada de descanso luego del esfuerzo hecho en el duelo ante el Real Madrid, Koeman no tuvo la misma complacencia con todos sus futbolistas. Si bien dio el día libre a la plantilla, no todos se libraron; porque cuatro jugadores fueron citados para entrenar con el Barcelona B, lo que prácticamente es un castigo para ellos y los condena al ostracismo esta temporada si no se buscan una solución lo más pronto posible.

Aleñá puede marcharse en enero

El canterano quiere más minutos de juego

Los minutos en el Barcelona están muy caros y si no cuentas para el entrenador, pues mucho más todavía. Carles Aleñá es uno de esos que el neerlandés no tiene en sus planes, lo que se confirma con ese llamado a entrenarse con el filial cuando sus otros compañeros del primer equipo están libres antes de comenzar a preparar el duelo tan importante contra la Juventus en Champions League.

Para el canterano la esperanza se desvanece, porque si bien regresó con muchas ganas de convencer a un Koeman que prometió cambios importantes y más meritocracia que solo el respeto por los nombres, en su caso nada de eso se está viendo. Otros como Ansu Fati o Pedri están teniendo oportunidades de mostrarse y lo han hecho bien, pero para Aleñá los minutos no llegan y así nadie puede demostrar de que está hecho. El catalán ya empieza a vislumbrar un futuro muy gris, por lo que en enero podría buscarse una nueva cesión que le permita jugar y enseñar todo su talento.

Comentarios de Facebook