Quantcast
viernes, 30 octubre 2020 6:19

Por qué Kubo es un quebradero de cabeza para el Real Madrid

Un camino que se ha caracterizado por estar lleno de piedras, huracanes y tempestades. El extremo derecho del Villarreal CF, Takefusa Kubo, sí que ha sido un completo dolor de cabeza para el Real Madrid.

Claramente, el japonés es una de las joyas más grandes e interesantes que puede ostentar el cuadro de La Castellana en estos y, aunque no ha podido quedarse en el equipo, ha demostrado ser un jugador a tomar en cuenta en el futuro del conjunto treintaicuatro veces monarca de LaLiga Santander.

Sus inicios en el balompié español se remontan a agosto de 2009, año en el que el nipón terminó siendo galardonado con el premio al jugador más valioso en el campus de verano del FC Barcelona, en el que dijo presente a la edad de ocho años.

Después de un tiempo en otras instituciones, Takefusa Kubo regresó al fútbol base del cuadro blaugrana, específicamente en agosto de 2011, tras pasar una prueba de acceso, la cual le permitió unirse y jugar en categoría alevín. Durante su primera temporada completa con el FC Barcelona, la 2012-13, el japonés se convirtió en el máximo goleador de la liga con 74 goles en tan solo 30 partidos, números que ilusionaron a todos los presentes en La Masía.

kubo villareal florentino perez real madrid

Sin embargo, al año siguiente cuando fue promocionado a nivel infantil, se descubrió que el cuadro catalán violó la política de transferencia internacional de la FIFA para jóvenes menores de 18 años, cuyas consecuencias y sanciones repercutieron fuertemente en la carrera de Takefusa Kubo, quien no pudo disputar más encuentros en el equipo hasta su mayoría de edad.

En este sentido, el extremo derecho, quien se quedó sin poder jugar por casi un año, regresó a Japón en marzo de 2015 y firmó con el equipo juvenil del Football Club Tokyo. Antes de cumplir la mayoría de edad, el nipón militó en diversos equipos, pero su retorno al fútbol español se dio finalmente el 14 de junio de 2019, cuando el jugador se decantó por los colores del Real Madrid.

Si bien es cierto que Takefusa Kubo se ha caracterizado por ser un futbolista con espléndidas habilidades y un talento gigantesco, parece que todo su potencial y proyección se encuentra paralizado en estos momentos y vaya que esa situación se ha convertido en un terrible dolor de cabeza.

Primero se fue el 22 de agosto al Real Club Deportivo Mallorca, donde pudo continuar con su progresión en la máxima categoría del balompié español. Sin embargo y pese a ser uno de los jugadores más destacados de su equipo, su período de adaptación no fue el mejor y dejó entrever muchos aspectos a trabajar de cara al futuro y más sabiendo si quiere hacerse un puesto en uno de los equipos más influyentes del mundo.

Kubo / Real Madrid

El 8 de agosto de 2020, Takefusa Kubo volvió a salir cedido a un equipo de LaLiga Santander y, en este caso, terminó siendo al Villarreal CF, donde jugará para jugar allí la temporada 2020-21. No obstante, parece que en el ‘submarino amarillo’ el japonés no encontrará la continuidad que tanto necesita para que sus condiciones deportivas crezcan de gran forma.

Unai Emery, entrenador del Villarreal CF, ha dejado al nipón en el banquillo, solamente le ha dado unos cuantos minutos y no le ha confiado la titularidad, una situación sumamente extraña, ya que Takefusa Kubo demostró en el poco tiempo que estuvo en cancha ante el FC Barcelona, encuentro en el que el extremo derecho generó las dos oportunidades más claras de gol y, al mismo momento, se encargó de convertirse en el dolor de cabeza más grande de Ronald Koeman en ese partido, ubicando los espacios para hacer daño e incomodar en reiteradas oportunidades a la defensa blaugrana.

Claramente, Takefusa Kubo es el futuro del ataque del Real Madrid, sin embargo, él deberá tener la continuidad pertinente para un jugador de su calidad si no quiere terminar siendo un don nadie en LaLiga Santander. Menudo dolor de cabeza para todos en el Real Madrid.

Comentarios de Facebook