Quantcast
viernes, 27 noviembre 2020 22:13

Asensio desinflado: los motivos de su versión más gris

La actualidad del Real Madrid es un poco complicada, porque el juego y los resultados han sido tan irregulares que es difícil determinar en que estado se encuentra el equipo. Aunque la realidad indica que hay muchas carencia en el juego y en algunos hombres en específico, eso no le ha impedido colocarse como segundo en LaLiga, con un buen triunfo ante el FC Barcelona incluido; pero en la Champions League la cosa es muy distinta, porque los malos resultados lo han llevado a una situación de peligro que se acaba de reparar un poco con al victoria in extremis contra el Inter. Sin embargo, entre los puntos más bajos se puede destacar el de un Marco Asensio que está dejando mucho que desear.

El balear está recibiendo la confianza plena de Zinedine Zidane, que con la recuperación de Hazard al fin puede armar el tridente en ataque que tenía en mente desde la temporada pasada: Hazard-Benzema-Asensio. La cosa es que la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda que sufrió en el verano de 2019 dejó al mallorquín apartado durante casi toda la campaña anterior y solo el parón por la pandemia del coronavirus permitió que jugara; pero aún ahora se puede ver las secuelas de esa lesión, porque su nivel sigue sin regresar en su máximo esplendor.

La lesión todavía le pasa factura a Asensio

Asensio no termina de encontrarse bien en el campo

Desde que comenzará a despuntar en el Mallorca, ya se olía que podría ser un jugador de época, por eso el Real Madrid apostó fuerte por él; no obstante, los años van pasando y no termina de explotar en el crack que todos esperaban. Zidane ha dicho que el tiempo parado ha sido crucial en ese frenazo que ha tenido y pidió tiempo para que se recuperara. “Tanto Eden como Marco sabemos que están en un momento en el que tienen que trabajar porque llevan mucho tiempo fuera. Hay que ir poco a poco, lo están haciendo bien, todos estamos mejorando y hay que seguir así”, explicó el francés.

Si bien puede ser cierto que la lesión trastocó mucho su progresión, la realidad es que los meses ya han pasado y se le debería ver más activo, algo que no ha sucedido. Ahora se le ha visto más concentrado en colaborar con el equipo; pero ese desequilibrio, habilidad y pegada con la que se presentó ante los madridista ahorita hacen mucha falta. Además, en el apartado de goles y asistencias también queda a deber, por lo que Asensio deberá activarse más en sus labores ofensivas si no quiere perder su puesto en el tridente en detrimento de otros que vienen con fuerza.

Rodrygo y Vinicius pujan fuerte

Ambos cuajaron una buena actuación conta el Inter

Futbolistas como Rodrygo y Vinicius han estado rindiendo a un buen nivel durante los últimos partidos, prueba de ello es que el gol del triunfo ante los nerazzurri lo fabricaron ambos en una jugada trepidante, veloz y precisa, justo las características de las que carece ahora Asensio. Justo ahora es Rodrygo el que puede quitarle el puesto, al ser más dado a jugar por esa banda que Vinicus; pero más que nada al ir aumentando sus buenas sensaciones y ese gol tan importante lo ayuda mucho en ese aspecto.

En el caso de Vinicius sucede algo parecido, aunque es cierto que los últimos partidos estuvieron llenos de imprecisiones, agravados por las palabras de Benzema a Mendy de que no jugaran con él; la calidad del brasileño lo ha hecho levantarse, tanto que ante el Huesca y contra el Inter se le vio mucho mejor y más preciso en su juego. Si bien el brasileño juega mucho mejor por la izquierda, no se negará a jugar por la derecha si su entrenador se lo pide. Con ese panorama, Asensio debe despertar si no quiere que el tridente de ensueño del entrenador francés cambie en favor de uno de sus compañeros.

Comentarios de Facebook