Compartir
Twitter

La Juventus de Turín organizó una fiesta por todo lo alto tras su derrota en los octavos de final de la Champions League frente al Atlético de Madrid por dos goles a cero.

Desde que saliera a la luz la noticia en la revista ‘The King’, en Italia el escándalo es mayúsculo.

Según la publicación, los jugadores se reunieron con 60 modelos en un hotel de la ciudad y celebraron una fiesta hasta altas horas de la madrugada.

En el sarao no estuvieron presentes ni Andrea Barzagli ni Federico Bernardeschi, tal y como confirmó el técnico Allegri en rueda de prensa.

“El cotilleo ha hecho bien su trabajo, le di un poco de brío al ambiente. No soy un tutor, soy un entrenador. Fue una cena donde se divirtieron y lo hicieron bien, entre otras cosas, luego ganamos, así que también trajo suerte”, comentó el entrenador de manera irónica aunque reconociendo que fue cómplice en la celebración.