domingo, 27 septiembre 2020 22:03

Error de Zidane: no debería haber dejado ir a esta estrella

Zidane tiene mucho que pensar antes de iniciar la temporada. El técnico galo considera que la plantilla del Madrid no es la ideal según sus criterios. La idea del míster es renovar a la nómina de jugadores. A pesar de que en el equipo blanco hay sobrepoblación de mediocampistas hay uno que ha interesado al capitán Sergio Ramos, quien no dudó en darle las mejores referencias a su entrenador para que se le tome en cuenta en la reestructuración del club. Pero la mala noticia es que fue un canterano que ya se ha vendido al Sevilla, por lo que se deberá esperar  a ver si se da una repesca.

Ramos le habló a Zidane de Óscar Rodríguez, quien estuvo cedido en el Leganés dejando grata impresión y que ahora fue fichado por el Sevilla por las venideras cinco temporadas. Al capitán blanco le gustó este chaval que solo tiene 22 años y que está siendo considerado por Luis Enrique para tomar parte de la convocatoria de España para la venidera Eurocopa del año que viene. Tras los dos partidos de la Liga de Naciones de la UEFA. Allí demostró que es un mediocentro de un toque elegante y con mucha capacidad de juego.

Zidane lo dejó ir

Esto es una de las cosas que se le critican a Zidane. El técnico francés no es dado a confiar en las noveles figuras del Madrid. Lo extraño es que el galo se formó como entrenador en las categorías inferiores, por lo que debe conocer bien a todo el talento que tiene su equipo para ir tomando lugar en el proceso de reestructuración que se está dando en las últimas dos temporadas. Rodríguez es de esos jugadores que tiene la cualidad de poder desdoblarse en el campo de juego ya que tiene cultura defensiva y puede aportar a la ofensiva.

Pero no solo es el caso de Óscar, también está el caso de Sergio Reguilón, quien se ganó la titularidad del lateral izquierdo de la selección española y en el Madrid de Zidane no tiene cabida. Esto no se entiende pues el canterano tuvo un rendimiento muy notable en la oportunidad que tuvo con Julen Lopetegui y Santiago Solari, donde fue el dueño de la banda izquierda sentando a una “vaca sagrada” como Marcelo. A pesar de todo esto, al parecer no alcanza en calidad a Mendy, quien llegó para revelar al segundo capitán de los merengues.

Se pierde a un talento multifuncional

Óscar Rodríguez es capaz de jugar como mediocentro y además como extremo izquierdo. Además también se puede desempeñar como volante mixto lo que le hubiese beneficiado un mundo a Zidane a la hora de rotar a sus fichas, pero al final el Madrid opta por venderle por unos 13,5 millones de euros y ahora el Sevilla será su club para la venideras cinco temporadas. El chaval está emocionado porque jugará Liga de Campeones y tendrá la seguridad que con Lopetegui podrá seguir creciendo como futbolistas.

Para el bien del Madrid la decisión de Zidane no sea un error y se pueda tener a un jugador mejor y que pueda aportar mucho. De todos modos, Florentino podrá tener la oportunidad de repescarlo como lo hiciera con Álvaro Morata en su momento.