martes, 29 septiembre 2020 20:46

El Celta aleja el peligro con una impresionante goleada ante el Alavés

El RC Celta ha firmado este domingo su primera victoria tras la reanudación de LaLiga Santander al lograr una espectacular goleada en Balaídos ante el Deportivo Alavés (6-0), un resultado que permite a los de Óscar García Junyent distanciarse de la zona de descenso, ahora cuatro puntos por debajo.

Con ello, los vigueses alcanzan las 30 unidades, cuatro más que los puestos de quema que marca el RCD Mallorca (26), y reviven la esperanza tras una mala jornada para sus rivales directos por la salvación. Mientras, el cuadro vasco, que acumula 35 puntos, no ha podido dar continuidad a su triunfo ante la Real Sociedad.

Después de cuatro jornadas consecutivas sin ver puerta, el conjunto gallego se desperezó con una espectacular exhibición atacante en un vacío Balaídos. Ya al cuarto de hora, Denis Suárez colgó un balón al área que Jeison Murillo cabeceó al fondo de las mallas para inaugurar el luminoso. Solo cinco minutos después, una mano de Fejsa a la salida de un córner permitió a Iago Aspas, desde el punto de penalti, incrementar la renta con un lanzamiento que adivinó Roberto, que aun así no llegó a atajarlo.

La roja directa a Martín Aguirregabiria a los 27 minutos por una dura entrada a Rafinha con los tacos por delante terminó de condenar a los de Asier Garitano. El propio Rafinha, a poco para el descanso, se apuntó a la fiesta con un doblete en un minuto (min.40 y 41); el centrocampista brasileño puso el 3-0 con un magnífico disparo con parábola a la escuadra, y casi sin tiempo para celebrarlo permitió al equipo llegar al intermedio con cuatro tantos de ventaja después de aprovechar un rechace dentro de área.

Nolito, que redebutaba en el conjunto celeste tras recalar esta semana en Vigo por la lesión de larga duración de Sergio Álvarez, celebró su regreso al anotar una pena máxima decretada por un derribo de Javi López a Kevin Vázquez (min.77), y Santi Mina, ya en el 87, puso la guinda tras recibir un pase en profundidad del delantero de Sanlúcar de Barrameda.