Quantcast
sábado, 28 noviembre 2020 23:51

Bartomeu quiere a este delantero (a Messi le parece ridículo)

Con diez jornadas por jugarse en la actual temporada de LaLiga Santander, el FC Barcelona ya prepara la nueva temporada con el objetivo de aspirar a todos los títulos. Con una delantera donde Suárez y Dembélé se lesionaron de gravedad y un Griezmann desaparecido, los azulgranas miran al mercado para encontrar un buen acompañante de Messi. A pesar del buen rendimiento de Ansu Fati o Braithwaite, Josep María Bartomeu ha encontrado un nuevo nombre para potenciar la delantera. En esta ocasión, el nombre viene de Francia y se llama Wissam Ben Yedder. El jugador francés, ex delantero del Sevilla FC la pasada temporada, milita actualmente en el AS Mónaco y ha despuntado en su primer año en el club monegasco. Un fichaje que no agrada del todo a Leo Messi, que prefiere a otros jugadores para potenciar la delantera.

WISSAM BEN YEDDER, UNA CARRERA DEPORTIVA ENTRE ESPAÑA Y FRANCIA

El jugador francés Wissam Ben Yedder ha sido un delantero que ha despuntado en su carrera en el deporte rey entre España y Francia. Desde que debutase en la 2010-2011 con el Toulouse FC en la Ligue 1, la carrera de Ben Yedder ha ido en aumento con el paso de las temporadas en el club morado. Tanto es así que, después de 174 partidos y 71 goles anotados con el Toulouse FC, el Sevilla FC compraría los derechos del jugador en el verano de 2016. El delantero galo firmó por la entidad hispalense con un coste de 9,5 millones de euros para el club de Nervión.

bartomeu

En la entidad de Nervión, ha conseguido crecer su reconocimiento como futbolista de la mano de entrenadores como Jorge Sampaoli, Berizzo, Montella o Pablo Machín. En sus tres temporadas en la entidad hispalense, el delantero francés ha jugado 138 partidos, anotando 70 goles y realizando 22 asistencias. Una etapa que finalizó en el verano de 2019, cuando fue vendido al AS Mónaco de la Ligue 1 por 40 millones de euros.

SU TEMPORADA EN MÓNACO Y EL INTERÉS CRECIENTE DE BARTOMEU

A pesar de la irregular temporada de los monegascos (que han finalizado en 9º posición en la Ligue 1), lo cierto es que Wissam Ben Yedder ha sido el jugador más destacado del equipo. El atacante galo ha disputado 2.171 minutos repartidos en 26 encuentros de Ligue 1, donde ha anotado 18 goles y ha realizado 7 asistencias. Un buen rendimiento de Ben Yedder, donde varios clubes ya quieren hacerse con sus servicios para la próxima temporada. El jugador no ve con buenos ojos realizar una segunda temporada en el AS Mónaco, a pesar de que tiene contrato hasta 2024.

Tanto es así que Josep María Bartomeu quiere elegir al jugador galo como nuevo complemento de Messi en el próximo FC Barcelona de la temporada que viene. Un interés que sobre todo, se ciñe a un nombre propio destacando de la actual plantilla: Luis Suárez. El jugador uruguayo tiene 33 años, y necesita un recambio de garantías tras pasar por una lesión de gravedad. Todo ello, unido a que el rendimiento de Ousmane Dembélé en la entidad azulgrana no era el esperado, por lo que querrán buscarle una salida.

MESSI NO QUIERE AL JUGADOR, INTERESADO POR EL CLUB DESDE HACE ALGUNOS AÑOS

El deseo del FC Barcelona y de Bartomeu en hacerse con los servicios de Wissam Ben Yedder no es un interés que ha surgido en estos últimos días. Hay que destacar que el club azulgrana quería el pasado verano fichar al atacante francés, después del hueco dejado por Coutinho. Pero el gran inconveniente viene por parte de un jugador de la plantilla culé: Leo Messi. El argentino ve desaconsejable fichar a Ben Yedder debido a su avanzada edad (29 años). Por este motivo, cree que pagar una cantidad alta por el jugador francés es desorbitado, ya que tiene otras preferencias como Lautaro Martínez.

Por todo ello, Ben Yedder sigue con contrato en el club monegasco hasta 2024. Pero el delantero piensa no quedarse por mucho más tiempo, ya que también ve que el salario recibido por el conjunto francés es insuficiente. Asimismo, al quedar en 9º posición el AS Mónaco, no tienen opción de jugar competición europea tras la decisión de finalizar la Ligue 1 por la crisis sanitaria del COVID-19. Esto supondría que el jugador no quiera quedarse en un equipo donde no va a jugar competición europea. Un posible interés que, de acabar en fichaje, podría suponer la salida de algunos jugadores como Dembélé o Braithwaite.

Comentarios de Facebook