lunes, 28 septiembre 2020 21:52

Ayuntamiento de A Coruña pedirá investigación en los positivos del Fuenla

El Ayuntamiento de A Coruña pondrá este jueves en conocimiento del fiscal jefe de la Audiencia Provincial los hechos relacionados con el partido del Deportivo contra el Fuenlabrada –que no se disputó tras registrarse varios positivos por coronavirus en el club madrileño– “por si fueran constitutivos de delito”.

“Existen indicios del conocimiento por parte de personas responsables de La Liga de la existencia de positivos en miembros del club antes de emprender su viaje”, explican fuentes municipales en un comunicado de prensa.

Así, el gobierno herculino solicita “que se incoen diligencias informativas de cara a establecer los hechos” y poder dirimir si existe una “conducta imprudente con riesgo exponencial para la salud pública”.

La alcaldesa, Inés Rey, será la que se dirija a la Fiscalía para que exija a La Liga los resultados de los test de coronavirus de los jugadores del Fuenlabrada realizados antes del lunes, día previsto del partido, con “la fecha en que se efectuaron y en la que los comunicaron a La Liga”.

Además, la regidora pide que se investigue “la ausencia de comunicación inmediata” de los positivos a las autoridades sanitarias gallegas y madrileñas.

Comportamiento imprudente

Rey, en declaraciones recogidas en el comunicado, afirma que los indicios de los que tiene conocimiento “acreditan un comportamiento absolutamente imprudente y negligente por parte de la Liga” que, añade, “impidió que se adoptasen medidas de aislamiento por parte de las autoridades sanitarias”.

Con la puesta en conocimiento de la Fiscalía de las sospechas, la alcaldesa espera “que se esclarezcan los hechos y se depuren responsabilidades” dentro de los responsables del fútbol profesional.

Por otra parte, la Federación de Asociaciones de Vecinos de A Coruña y Área Metropolitana mostró en una nota de prensa su “apoyo” al Ayuntamiento en “todas” las medidas que tome para “depurar responsabilidades” sobre este caso, que considera de “máxima gravedad”. “No se trata solo de una irresponsabilidad sino de un problema de salud pública”, censura.