Quantcast
miércoles, 28 octubre 2020 4:14

Alcohol, tabaco, fiestas… Los futbolistas menos comprometidos

La historia ha mostrado a través de diferentes rostros cómo el alcohol, el tabaco y las fiestas han acabado o afectado fuertemente la carrera de muchos futbolistas de la élite, quienes todavía tenía bastante por enseñar.

En este sentido, se podría decir que grandes jugadores del balompié mundial, los cuales tocaban el Olimpo en varios de sus encuentros gracias a la calidad y habilidad que tenían con la esférica, dejaron mucho qué pensar por sus bochornosos espectáculos nocturnos. En algunos casos, habían futbolistas famosos que constantemente demostraban que esta disciplina era su mejor amiga, pero también que la fiesta y el alcohol jugaban este tan importante partido como su peor enemigo.

Es por ello, que les presentaremos una lista con los nombres de las estrellas de este deporte que terminaron siendo superados por la falta de compromiso y se convirtieron en los más fiesteros de la historia.

Ronaldinho, el líder de los futbolistas nocturnos y del alcohol

Es casi imposible hablar de tabaco, fiesta y alcohol sin mencionar anteriormente a Ronaldo de Assis Moreira, conocido en el ámbito deportivo como Ronaldinho, uno de los mejores futbolistas de toda la historia que manchó su nombre y reputación por andar de fiesta en los momentos menos idóneos de su carrera.

El oriundo en Porto Alegre brilló en la élite por su grandiosa técnica, habilidad y majestuosa calidad a la hora de controlar el balón. Además, es recordado por la precisión de sus pases, sus mágicos tiros libres y sus perfectos regates. Aunado a esto, la elástica, la vaselina, el autopase, la bicicleta y la espaldinha eran algunas de las jugadas que Ronaldinho más improvisaba y con las que más destacaba en el campo de batalla.

Prácticamente, se podría decir que él nació para esta disciplina, ya que su genial forma de jugarla hacía pensar a propios y a extraños que el fútbol era un deporte sumamente sencillo y, por si fuese poco, la FIFA catalogó al brasileño como el mejor jugador del planeta después que recibió en el año 2004 y 2005 el premio al Jugador Mundial de la FIFA. Asimismo, Ronaldinho fue reconocido en el FC Barcelona por tres años consecutivos (2004, 2005 y 2006) con el premio “Rey de Europa”. Sin embargo, las fiestas y el alcohol terminaron sacándolo del trono blaugrana, y más que en la temporada 2007/2008 bajó fuertemente su rendimiento y condición física gracias a la actividad nocturna.

Después de varias entrevistas llevadas a cabo por diversos medios de comunicación de los cinco continentes, Ronaldinho aseguró que el FC Barcelona jamás podrá salir de su corazón. “Fue la elección correcta. A los brasileños siempre nos ha gustado el Barça, tenemos historia ahí. Además, fuera del terreno de juego mejor allí que en cualquier otro sitio de Europa. Extraño mucho ese lugar. Pasé cinco temporadas maravillosas en un equipo al que le gustan los delanteros y los jugadores con talento”, recalcó.

Posteriormente, en el 2013 se convirtió “Rey de América”, cuando ganó la Copa Libertadores de ese año con el Atlético Mineiro, hito que le permitió entrar en la lista de los pocos futbolistas que han ganado los dos torneos internacionales de clubes más importantes del mundo: la UEFA Champions League y la Copa Libertadores, aunque su afán por las fiestas condicionó muchos aspectos de su carrera.

Comentarios de Facebook