viernes, 18 septiembre 2020 8:42

Aguirre: “No es cosa de motivaciones, es de juego”

El entrenador del CD Leganés, Javier Aguirre, ha asegurado que el posible problema de su equipo no es cosa de motivación sino de juego, y de haber perdido a los que eran sus máximos goleadores junto a un mal inicio de campeonato que ahora están pagando, aunque el plan contra el FC Barcelona en el Camp Nou es “salir a ganar”.

“Autocrítica es la palabra que probablemente más uso, con los jugadores, cámaras o directiva. Soy el máximo responsable. No es cosa de motivaciones, es de juego“, manifestó en rueda de prensa.

“El análisis es que este equipo perdió 7 de 9 al inicio, y luego perdió dos jugadores (Youssef En-Nesyri y Martin Braithwaite) que eran el 70 por ciento de los goles. Yo acepté estos dos conceptos, estoy feliz en este equipo y nos salvaremos desde la humildad”, opinó.

Un Braithwaite que salió del club en febrero para fichar por el Barça, con quien se estrenó como goleador en la pasada jornada, en el triunfo en Mallorca (0-4). “Martin me gusta como jugador, es un extraordinario profesional, siempre intentando mejorar. Le vi en buena dinámica en Mallorca, está rápido, fuerte y ágil y seguramente nos complicará mucho”, señaló.

No obstante, pese a todo, cree en la salvación. “Aquí no mencioné 42 puntos, por el déficit inicial. Este equipo se salvó con 35-36 puntos, en esos puntos puede estar la permanencia. No hago cuentas, sé que igual con menos puntos se puede, estamos trabajando en ello”, aseguró.

La derrota en casa contra el Real Valladolid no ayudó, no obstante, en esa lucha. “Tuvimos el 70 por ciento del balón y tiramos 14 centros, contra el Barça será muy difícil hacerlo. La táctica del Valladolid fue marcar en el minuto 1 y tirar luego dos veces a puerta. La táctica del Barça no será esa, seguro”, confirmó.

Negó que al portero Cuéllar y al central Awaziem les vaya a afectar su error al inicio del choque contra el Valladolid, que les costó un caro gol en contra. “Creo que no les afectó en el resto de partido, jugaron concentrados e hicieron lo que les pedí. Estoy seguro de que no les va a afectar si les toca jugar. Son errores puntuales”, relativizó.

“No es un tema de profundidad o de doblar laterales. Nosotros intentamos jugar de una manera, que se descompone con el gol en contra inmediatamente. Pero perdimos, si ves el resultado es un desastre, no hay forma de defender una derrota. Pero hicimos lo que debíamos hacer“, añadió sobre esa derrota.

Para el Camp Nou, la receta es fácil. “Hay que salir a ganar el partido, porque el otro día perdimos y porque hay que recuperar lo perdido en casa. Hay que intentar ganar, otra cosa es cómo. Estamos en un problema de puntos, no hay otro plan que salir a ganar”, aseguró sobre su único plan de partido.

En este sentido, cree que tienen margen para la salvación, estando a sólo tres puntos de ella. “Perdimos una oportunidad ante el Valladolid, nos quedan diez oportunidades más y el Camp Nou vacío no creo que influya en mis jugadores ni en los del Barça”, opinó.

“Nos falta profundidad, nos cuesta un mundo hacer gol y ya nos costaba con dos jugadores que ya no están, ahora nos cuesta un poco más. Estamos intentando llegar con más unidades al ataque, en vez de el contraataque puro y duro. A ver qué pasa en Barcelona”, ahondó.

Por otro lado, reiteró que no influirá en ningún equipo el jugar a puerta cerrada. “El Barça sabe jugar con o sin gente, en Anfield, Camp Nou o Butarque. Están peleando el título, van líderes, y será muy complicado. Nosotros claro que necesitamos al público, pero el jugador número 12 está cumpliendo ciclo y no puede estar con nosotros”, manifestó.