Compartir
Parque infantil

El juego de pedir la “palabra clave” salvó a una niña de 11 años de edad de ser raptada por un hombre.

El intento de secuestro tuvo lugar en el condado de Pinal, en Arizona (EEUU), cuando la niña caminaba con un amigo cerca del parque. El desconocido se acercó a ella con la excusa de que sus padres le habían encargado que la recogiera, porque sus hermanos estaban en el hospital, tras sufrir un accidente.

Ante la petición del extraño, la niña le pidió la “palabra clave”, que, por supuesto, no conocía. Acto seguido el hombre abandonó el lugar por temor a ser descubierto.

La madre, Brenda James, contó en ‘ABC Arizona‘ que la pequeña rompió a llorar diciéndole que un extraño había intentado llevársela.

El sheriff de Pinal Country, Mark Lamb, ha felicitado a la familia por utilizar el juego de la “contraseña” que ha logrado evitar el rapto y ha subrayado la importancia de utilizar estos métodos de prevención. Recuerda que la palabra clave no puede ser nada común, sino que debe ser algo estrictamente familiar, y no se debe divulgar.

Ahora, la policía, gracias a la descripción de la pequeña, busca a un hombre blanco, posiblemente de unos 40 años, con una barba corta.