Compartir

Un dron grabó el momento en que tres ballenas asesinas persiguieron a una nadadora en una playa de Nueva Zelanda.

El vídeo fue registrado en Hahei Beach y la deportista fue identificada como Judie Johnson, quien al principio confundió las orcas con delfines hasta que se dio cuenta de su color.

Aunque aseguró haber pasado mucho miedo, posteriormente valoró la experiencia como algo positivo.