Compartir

Un grupo de bailarines que trasladaba un ataúd durante un servicio funerario en África, dejó caer de manera accidental el féretro y el difunto rodó por el suelo ante el estupor de los presentes. Los hechos sucedieron en Ghana, donde este tipo de funerales amenizados con música y bailes son muy característicos.

En las imágenes se puede observar cómo un grupo de coreógrafos transporta el féretro, que apoyan en sus hombros mientras que con los brazos marcan el ritmo de la canción ‘African Borborbo’ de DSP Kofi Sarpong.

En un momento de la marcha pierden el equilibrio y los restos de la persona fallecida quedan al descubierto mientras los familiares del difunto observan la escena con horror.

Los integrantes del cortejo no reaccionaron y nadie trató de ocultar el cadaver en un primer momento.