Compartir
Facebook

Una empleada de un acaudalada familia de Arabia Saudí sufrió un castigo humillante cuando fue atada a un árbol por haberse dejado los muebles del jardín al sol.

Lovely Acosta Baruelo, de 26 años y originaria de Filipinas, fue fotografiada en secreto por otro empleado del hogar el pasado 9 de mayo cuando fue atada a uno de los árboles de la residencia.

Cuando el Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas tuvo conocimiento del caso ayudó a la joven a regresar a Filipinas para reunirse con sus hijos.

“Muchas gracias a todos los que me ayudaron. También quiero pedir ayuda para los otros filipinos que se quedaron allí. Ellos son los que me ayudaron y subieron mis fotos. Temo por su seguridad. Espero que sean rescatados también”, aseguró la mujer en entrevista para un medio local, donde también aprovechó para cargar contra su antiguo jefe.

“Tú, viejo, encontrarás tu karma, solo espera. Sigue reduciendo nuestros salarios. Esa es la razón por la que tienes mala salud. Es tu karma por todas las cosas malas que hiciste”, protestó Lovely.