Compartir

Un conductor de mercancías de la isla de Bali estuvo a punto de morir despeñado con su camión cuando siguió las instrucciones que le indicaba el navegador de Google Maps.

Agus Tri Pamungkas de 23 años conducía su camión en dirección a Singakerta, una aldea balinesa. Para orientarse, lo hacía siguiendo las indicaciones de la aplicación informática, que le condujo por un camino angosto hasta que llegó a un diminuto puente que atravesaba un río. Debido a la estrechez del camino el conductor no pudo dar la vuelta.

Pamungkas decidió continuar y logró cruzar el puente. Fue entonces cuando comenzó su pesadilla. El camión continuó con su marcha hasta llegar a una cuesta empinada. Al intentar subir por ella, la carga provocó que el camión se fuera cuesta abajo, hasta acabar directamente en el río de nuevo.

Testigos presenciales pudieron rescatar a Pamungkas quien fue trasladado a un hospital donde actualmente se recupera de sus heridas.