Quantcast

Cómo cocer gambas: el truco para que salgan deliciosas

Cocer gambas es un procedimiento extremadamente sencillo, solo necesitas seguir estos pasos para su realización, ten en cuenta que siempre se debe adquirir los productos frescos, aunque dependiendo de los meses del año, los precios de estos crustáceos tienden a cambiar.

Cómo cocer gambas

Reconocerás que las gambas son frescas, aunque estén crudas o cocidas, porque que su olor debe ser fresco y limpio y no a olor de pescado. Adicionalmente, deben verse húmedas, ya que si compras crustáceos que parecen secos, que tengan su concha rota o agrietada puede ser perjudicial.

Sabrás cuando las gambas están crudas porque tienden a tener un color azul grisáceo (y algunas veces se llaman langostinos verdes). y cuando están cocidos, las gambas se ponen rosadas.

Debes saber también que estos crustáceos cuando se pescan en aguas frías tienden a ser más sabrosas que las de aguas cálidas

Ahora que se tiene claro este punto, ten a mano lápiz y papel para realizar esta receta:

Ingredientes

  • Gambas blancas 500 gramos
  •  Agua 2 ½ litros
  • Sal gorda 120 gramos
  • Hielo

Preparación

Antes de comenzar con la preparación ten en cuenta lo siguiente: la idea de esta receta está en no cocinar demasiados mariscos al mismo tiempo para que éste adquiera la temperatura rápidamente en el agua.

Pasos a realizar la receta con gambas:

receta con gambas
  1.  Si has lo has comprado congelado, lo único que tienes que hacer es descongelarlo y lavarlo con agua ambientada, para luego tener que reservarlo y llevarlo a la olla.
  2. Cuando estés cociendo las gambas, verás cómo adquiere un tono de color rosado y su carne se empieza a colocar blanca, tiñéndose de un color rosado. Su cocción debe ser breve ya que, de lo contrario, la carne se endurecerá más de lo debido. 
  3. Debes tener un bowl con agua con hielos, para poder cortar la cocción.
  4. Dependiendo del tamaño, debe permanecer en el agua hirviendo por aproximadamente 4 minutos,
  5. Pasado este tiempo debes retirarlas y llevarlas al bowl con agua helada para cortar su cocción
  6. Una vez finalizado el proceso, lo único que faltaría sería utilizarlas de la manera en que más prefieras, puedes disfrutarlas cocidas con un poco de salsa o también espolvorear sal gorda por encima.
  7. Te recomendamos que puedas cocinar el marisco el día que lo vayas a consumir pues así se encontrará en las mejores condiciones.

En el mercado hay varias especias y condimentos que puedes añadir para agregarles diferentes toques.

Gracias a su versatilidad se puede cocinar de diferentes maneras, siendo una delicia, como, por ejemplo se puede cocer con un estilo mediterráneo añadiéndoles: sal marina, jugo de limón, pimienta negra, orégano y ajo en polvo cocinándose con aceite de oliva.

 Gambas congeladas a la plancha

Gambas a la plancha

Al momento de hacerlos a la plancha podrás ver que las cabezas pueden quedar en un tono blanquecinas, y en algunos casos, cueste ligeramente pelar los caparazones si esto llega a sucederte, solo tienes que dejarlos calentarse por 4 minutos aproximadamente por sus lados.

Ponlas a fuego fuerte durante  1 ó 2 minutos por cada lado, así quedaran dorados por fuera y con poca cocción por dentro

Una vez le hayamos dado la vuelta a la gamba puedes comenzar a ponerle sal, o si es de tu preferencia, jugo de limón. Aunque puedes colocarle cualquier salsa que tengas en mente.

Tips al cocinarlas

gambas

Cómo pelarlas con un tenedor:

Esta técnica es fácil, solo necesitas un tenedor y unos segundos, te explicamos cómo proceder:

  1. Retira la cabeza de las gambas que utilizarás
  2. Inserta el tenedor en la parte superior, asegúrate que la punta quede entre la carne y la piel  
  3. Dirige con fuerza el tenedor hasta la cola de la gamba y verás como se despega la piel.
  4. Estira la piel de la gamba y ya la tendrás pelada. Repite este proceso con cada una de las que utilizarás
  5. Para distinguir si los langostinos son frescos o congelados es fácil, al pelarlos el caparazón está pegado a la carne son congeladas. La diferencia además entre ambas es el costo, ya que los congelados son más económicos, pero en lo nutricional y gastronómico frescos son mejores
  6. Al comprarlo tienes que tener pendiente su calidad y esto lo compruebas pues su piel debe estar brillante, se le deben ver los ojos, los más frescos los tienen negros y brillantes.
  7. Si luego de comprarlas no las utilizarás de inmediato, y la vas a congelar, es preferible que utilices un envase al vacío, de no tener este envase asegúrate de evitar que queden expuestas al frio directo pues esto ocasionaría que oxiden y por lo cual perderán propiedades
  8. Al descongelarlas las gambas ten en cuenta lo siguiente: Deben descongelarse por todas partes a igual velocidad, si las tienes congelada en un envase hermético debes sumergir este sin abrir en agua fría, asegúrate que estén bien. Deben descongelarse por todas partes al mismo tiempo, si utilizaste un envase hermético es mejor que lo sumerjas sin destapar en agua fría. Si no están bien cerrados, ponlos en la nevera un día entero en lugar de sacarlos a temperatura ambiente.

Debes tener cuidado con que no se encharquen en el agua de la descongelación ponlos sobre cerrados, si no es este el caso, colócalos en la nevera por un día en vez de sacarlos a temperatura ambiente, ten la precaución  de evitar que se encharquen en el agua de la descongelación. Para que evites esto colócalos en una rejilla o escurridor con un plato debajo.

Al momento de servir las gambas asegúrate que estén recién cocidos pues es así como saben mejor.

Comentarios de Facebook