sábado, 15 agosto 2020 19:37

Leb Oro: Coviran Granada 68 – Guipuzkoa Basket 58

El baloncesto ha regresado esta temporada al Palacio de Deportes por todo lo alto con la victoria del Coviran Granada (68-58) ante uno de los teóricos candidatos al ascenso a la ACB, el Guipuzkoa Basket.

En el primer cuarto (20-17), el acierto en el triple del Coviran Granada le ha permitido mantener ventajas cortas en el marcador, aunque el Delteco Guipuzkoa Basket también ha comenzado muy ‘enchufado’.

La rápida segunda personal de un Sergio Olmos muy intimidador en la zona ha obligado a Pablo Pin a darle minutos de descanso que han sido aprovechados por Earl Watson, que ha estado muy serio durante todo el encuentro, haciendo un papel de jugador de equipo muy interesante para el resto de temporada.

Respecto al resto de jugadores debutantes en la Liga LEB Oro con el Coviran Granada, ha destacado el papel de Diego Kapelan, muy activo en ataque e incisivo desde el triple.

El segundo cuarto ha seguido la tónica del primero, con un Guipuzkoa siempre por detrás, aunque a pocos puntos, haciendo valer su poderío en el juego interior y en las transiciones, mientras que el Coviran Granada no ha bajado los brazos para comandar el partido hasta llegar al descanso (40-30).

Tras los 15 minutos para tomar aire y aclarar ideas, el tercer cuarto ha sido el decisivo a la hora de romper el partido a favor del Coviran Granada, que ha mantenido una seriedad que le ha permitido llevar el timón del encuentro (54-41).

No obstante, el último cuarto ha sido una agonía tanto para los aficionados que han acudido al Palacio de Deportes como para unos jugadores locales que han visto como el marcador se ajustaba por momentos. Así, un palmeo de Sergio Olmos (56-48) a falta de siete minutos rompió una peligrosa racha anotadora visitante. Los minutos finales han servido para que Diego Kapelan demuestre su acierto desde el triple, asi como el saber hacer de un equipo experimentado y que, pese a llegar con una pretemporada corta, no ha notado en absoluto el parón veraniego.

Por cierto, el entrenador del Guipuzkoa Basket, el hispano argentino Marcelo Nicola, es un puro espectáculo. El ex jugador, al que muchos recordamos por una brutal caída en un partido que nos hizo pensar en lo peor, es de esos entrenadores a los que le gusta pisar el campo de juego, literalmente hablando, motivo por el que se llevó alguna reprimenda de los árbitros.

Por tanto, el primer partido de la temporada de la LEB Oro en el Palacio de Deportes no ha defraudado. Y tan solo acabamos de comenzar.